África, continente de Parques Nacionales

0
4252

africa-parquesnac.Por Benito Joaquín Milanés*

África es un continente de Parques Nacionales (PN), los 54 países de esa área geográfica albergan más de 330 instalaciones de ese tipo.

Kenya (25), Sudáfrica (20), Zambia (19), Tanzania (15) y Gabón (13) albergan en el continente africano a la mayor cantidad de los aludidos territorios.

El concepto de Parque Natural difiere al de Reserva Natural Estricta o área Natural Silvestre, Monumento Natural, Área de Manejo de Especies, Paisaje Terrestre y Marino Protegido, Áreas Protegida con Recursos Manejados, categorías de ONU para y evitar la desaparición, extinción o alteración de territorios únicos.

Un Parque Nacional puede encontrarse en la montaña, mar, desierto o en cualquier otro espacio definido geográficamente.

Todos deben poseer un mínimo de mil hectáreas donde existan uno o más ecosistemas completos y no alterados por la explotación material o la ocupación del ser humano. En esa zona se permite a las personas actividades religiosas, científicas, educativas, recreativas y turísticas, acciones que deben ser compatibles con la ecología y la cultural.

Por tanto en dichas áreas está prohibida la caza, talar árboles, pescar o hacer fogatas, entre otras actividades dañinas para la flora y la fauna.

La protección que se le ofrece a este tipo de espacio natural es de nivel legal para evitar el uso indebido del mismo por parte de individuos o de corporaciones.

Entre las características de los PN está que su población humana originaria fue despejada o siempre estuvieron deshabitados, y que algunos albergan importantes centros de población.

EL PRIMERO

El PN más antiguo en África es el Parque Nacional de Virunga, creado en 1925 en la República Democrática del Congo.

Ese territorio está situado en la frontera oriental congoleña y se extiende desde las montañas Virunga hasta los montes Ruwenzori, bordeando los parques nacionales de los Volcanes, en Ruanda, y de los Montes Ruwenzori, de Uganda.

El más antiguo parque nacional de África es la casa hoy de unos 180 ejemplares de los amenazados gorilas de montaña, y de las siguientes cantidades de especies diferentes: 218 mamíferos, 706 aves, 78 anfibios y 109 reptiles.

Se estima que dos especies de elefante africano, los de sabana (Loxodonta africana) y los de bosque (Loxodonta cyclotis) sobreviven también en el mencionado territorio protegido.

Virunga fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1979 y está incluido en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro de extinción desde 1994.

LA GUERRA Y LOS PN

Todas las guerras provocan daños a la flora y la fauna, y en este continente en lo que va de siglo, existen conflictos de diferentes tipos.

Por ejemplo en más de una veintena de países africanos actúan casi 150 grupos armados, algunos de ellos considerados terroristas, que poseen diferentes tendencias políticas y religiones.

Entre los más conocidos están el nigeriano Boko Haram que opera además en Camerún, Chad y Niger, Al Shabab en Somalia y Kenya y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), organizaciones que aspiran a controlar y dominar territorios donde establecer su propia ley.

Esos grupos armados y redes delictivas que tienen sus campamentos centrales, fundamentalmente, en zonas intrincadas de los PN de las naciones donde actúan, se financian con la venta de minerales, madera, carbón y especies de animales salvajes codiciadas.

Un ejemplo de ello es la organización somalí Al-Shabaab, vinculada a Al Qaeda, que recibe parte de su financiamiento de las ventas de marfil, según la organización Elephant Action League (EAL).

Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, llamó en noviembre de 2013 a elevar la vigilancia en los Estados afectados por conflictos en África para de esa manera ayudar a evitar que los recursos de áreas protegidas como los PN financien a los conflictos armados.

Otro problema severo para la vida animal en los PN es la caza de animales locales, que alimentan a los soldados de los bandos en conflictos, entre otros males para la fauna de esas áreas.

Durante los últimos 14 lustros cerca de la mitad de los conflictos armados sucedidos en zonas de PN africanos tuvieron relación con la explotación de los recursos naturales.

Algunos de ellos considerados de mucho valor, como diamantes, oro, minerales o petróleo, y otros por ser escasos: la tierra fértil y el agua, estiman especialistas.

LOS MÁS POPULARES PN DE ÁFRICA

Los Parques Nacional de África son considerados la máxima expresión mundial de este tipo de caracterización debido a sus diferentes ecosistemas y a la variedad y excepcionalidad su biodiversidad..

Entre ellos destaca el Etosha National Park, de Namibia, que se extiende por más de 22 mil kilómetros cuadrados posee una longitud máxima de este a oeste de 350 kilómetros.

Su nombre Etosha proviene del color blanco de su depresión más importante que abarca un área de casi cinco mil metros cuadrados y unas dimensiones de 120 kilómetros lineales de este a oeste, y de 55 mil metros lineales norte a sur.

En todo ese parque cohabitan más de 340 especies de aves, 110 de reptiles y 100 de mamíferos, incluidos tres mil elefantes.

La fauna del Etosha está enriquecida por 300 rinocerontes negros (una de las poblaciones más grandes de África), 27 antílopes del tipo ñu negro y ñu azul, siete mil cebras y otras especies rarísimas de antílopes, como el impala de cara negra, entre otros.

Otro relevante en este continente son el Greater Kruger National Park, ubicado en Sudáfrica, y el Okavango Delta, situado en Botswana.

El primero de ellos tiene aproximadamente el mismo tamaño y forma de Gales, en el Reino Unido, y guarda probablemente, la mayor biodiversidad de todo el continente africano, desde el elefante, hasta el al más pequeño de los micromamífero, el ratón de campo, un roedor de unos ocho centímetros de longitud.

En tanto, el bostwano Okavango Delta, es un delta atípico y se extiende desde Angola y atraviesa Namibia hasta el desierto del Kalahari, formando un abanico fluvial que puede llegar hasta los 22 mil kilómetros cuadrados.

Okavango Delta es conocido como la joya del Kalahari, y alli cohabitan leones, leopardos, elefantes, rinocerontes, búfalos, guepardos, la avutarda kori, el jabirú africano o de Senegal, el búho pescador común, el cálao terrícola y el águila marcial, entre otros animales.

Nada parecido ocurre en todo el planeta, porque en ese PN los leones tuvieron que aprender a nadar para dar caza a sus presas o morir, debido al laberinto de islas, canales y lagunas existentes en ese universo anfibio del África Austral.

Sin embargo, ningún PN africano es considerado entre los más populares del mundo, tal consideración la encabeza el Parque Nacional de Tongariro, Patrimonio de la Biodiversidad de la UNESCO en Nueva Zelanda donde están situados tres volcanes, uno de los cuales está activo.

En áreas del aludido parque todavía se pueden apreciar, en su hábitat natural, a descendientes de la etnia de los maoríes primeros habitantes que llegaron en el siglo X a las islas de Nueva Zelanda, procedente de polinesia.

Entre los primeros y más populares PN en el mundo se ubican también el Parque Nacional de Kakadú, al norte de Australia y el de Snowdonia en el País de Gales en el Reino Unido, un paraíso de bosque donde aún no se aprecia en su entorno la acción del hombre.

Otros famosos mundialmente son los Parques Nacionales de Tikal en Guatemala y los de Iguazú en Argentina, Sagarmantha en Nepal, Madain Saley en Arabia Saudita, Lago Plitvice en Croacia y el de Hortogany en Hungría, algunos de ellos considerados por la Unesco, reserva de la Biosfera.

África es el continente de los parques naturales y dentro de ellos está un gran ecosistema forestal, el segundo pulmón verde mayor del mundo, solo superado en extensión y función por la Amazonía.

En esa zona se ubica alrededor del 18 por ciento de los bosques tropicales mundiales, según reconocen organismos de Naciones Unidas.

Tan amplio manto verde es imprescindible para el equilibrio ecológico del planeta debido a la capacidad de esas selvas para absorber el carbono, combatir la desertificación, ofrecer seguridades contra la inundación y la erosión, servir como reserva de recursos genéticos, proporcionar riqueza y brindar zonas de captación de aguas.

África es el continente de los Parques Nacional y el mundo se enorgullece de ello, quienes los visiten están en el deber de preservarlos y contribuir a su conservación para el bien de la humanidad.

alb/bjm

(*) El autor es periodista de la redacción de África y Oriente medio de Prensa Latina.