Condenan a Lubanga a pagar 10 millones de dólares para los niños soldado

0
512

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha condenado este viernes al antiguo señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga al pago de 10 millones de dólares como compensación colectiva a los más de 400 niños soldado que fueron reclutados bajo sus órdenes para enrolarlos en las filas de la Unión de Patriotas Congoleños/Fuerzas Patrióticas para la Liberación de Congo (UPC/FPLC).

Lubanga, fundador de la UPC, fue condenado a 14 años de cárcel en 2012 tras ser declarado culpable como coautor de crímenes de guerra por reclutar y enrolar a niños soldados menores de 15 años para su milicia y usarlos de forma activa en las hostilidades entre septiembre de 2002 y agosto de 2003. Tras ratificarse la pena en diciembre de 2014, Lubanga fue trasladado a la prisión de Makala, en su país, para cumplir la condena.

En su veredicto de este viernes, la Sala Tercera del TPI ha dictaminado que Lubanga es responsable de «reparaciones colectivas por 10 millones de dólares», después de que un fallo previo en marzo de 2015 concediera reparaciones colectivas a los cientos de niños soldados que fueron víctimas del antiguo señor de la guerra.

De las 475 solicitudes representativas del total de víctimas susceptibles de recibir reparaciones, el TPI ha concluido que 427 fueron probablemente víctimas directas o indirectas de los crímenes por los que se condenó a Lubanga, según el comunicado emitido por el tribunal con sede en La Haya.

No obstante, el TPI ha reconocido que las víctimas pueden ser muchas más, «incluso miles», ya que algunas puede que no hayan querido o podido participar en el proceso de reparación «por razones de seguridad».

Dado que Lubanga no puede satisfacer el pago de la cantidad establecida, el TPI ha invitado a la junta de directores del Fideicomiso para Víctimas que examine la posibilidad de destinar una cantidad adicional para el pago de las reparaciones colectivas en este caso y que continúen sus esfuerzos para reunir fondos adicionales. Además, ha recomendado que el fondo contacte con el Gobierno congoleño para explorar su posible contribución al proceso de reparación.