Alsa se hace con el transporte urbano de Tánger

0
904

AlsaLa empresa española Alsa se ha hecho con la concesión municipal del transporte urbano en la estratégica cuidad de Tánger, donde cuenta con una flota de 128 autobuses que prevé dar servicio a 30 millones de viajeros anualmente.

Tánger, en el que la empresa gestionará el transporte durante 10 años y donde presta servicio desde 2013, constituye para Alsa la tercera ciudad marroquí en a que opera tras comenzar con sus servicios en Marraquech (1999) y posteriormente se extendió en Agadir (2010).

La inauguración oficial del servicio tuvo lugar el 1 de junio, y hoy fue su «puesta de largo» en un acto que contó con la presencia del presidente de la compañía española, Jorge Cosmen.

En Tánger, puerta del estrecho de Gibraltar y que tiene un ambicioso plan para reinventarse durante los cuatro próximos años con cientos de proyectos urbanos, el operador español ha realizado una inversión de 20 millones de euros, creará 350 empleos y ampliará su flota hasta las 155 unidades.

A 3,5 dirhams (0,32 céntimos de euros) el billete de autobús, la red compuesta con 26 líneas urbanas y 17 metropolitanas espera reformar el trazado del servicio y garantizar así que el 80% de la población – la ciudad tiene unos 700.000 habitantes- tenga disponible a menos de 500 metros una parada de autobús.

Se trata de la primera empresa en Marruecos que realiza test de alcohol y drogas a sus conductores y ha impartido más de 15.000 horas de formación a todo el personal.

«Es el primer transporte urbano en Marruecos cuya flota está totalmente climatizada», matizó  Alberto Pérez, director general de Alsa en Marruecos, quien explicó que, entre todas la tecnología avanzada que ofrecen los autobuses, las máquinas de ventas de billetes permiten el funcionamiento de tarjetas sin contacto.

 Javier Carbajo, consejero delegado de Alsa, comentó que el factor fundamental de la ciudad es la capacidad de crecimiento, y aseguró que desde Marruecos, Alsa «está estudiando proyectos en otros países del África subsahariana».

La compañía española tiene previsto facturar en 2014 en Marruecos 42,5 millones de euros y prevé oportunidades de crecimiento en los próximos años.