Ordenan repetir el juicio a los periodistas de Al Yazira condenados en Egipto

0
687

Al YaziraEl Tribunal de Casación egipcio aceptó hoy el recurso presentado por los tres periodistas de la televisión catarí Al Yazira, que habían sido condenados a entre siete y diez años de cárcel, y ordenó la repetición del juicio.

Según el canal catarí, el juez estipuló que los reporteros, sentenciados el pasado junio por difundir noticias falsas sobre Egipto y colaborar con los Hermanos Musulmanes, sigan en prisión.

Los periodistas, trabajadores de Al Yazira en inglés, son el australiano Peter Greste, el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy, y el egipcio Baher Mohamed.

La sesión de hoy duró escasos treinta minutos y contó con la presencia de numerosos periodistas y de familiares de los procesados.

Los abogados de la defensa, citados por Al Yazira, apuntaron que el inicio del nuevo juicio en otro tribunal penal tendrá lugar dentro de un mes.

Por su parte, Lois Greste, la madre de Peter, afirmó tras la sesión que la decisión de la corte no fue tan buena como esperaban.

Greste y Fahmy fueron condenados en junio a siete años de prisión, mientras que Mohamed vio incrementada su pena en otros tres años, hasta diez, por poseer una bala en el momento de su detención.

 Desde que fueron detenidos hace poco más de un año en un hotel de El Cairo, los periodistas han estado encarcelados en la prisión de Tora, también en la capital egipcia.

Tanto su arresto como la condena fueron muy criticados por las ONG y la comunidad internacional, mientras que las campañas en los medios de comunicación para pedir la liberación de los reporteros han sido continuas en este tiempo.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció en su informe anual, difundido el pasado diciembre, que en Egipto hay 16 periodistas entre rejas.

RSF también señaló recientemente que las autoridades egipcias ejercen «una terrible represión de los periodistas bajo el estandarte de la lucha contra el terrorismo» y con la excusa de la «caza a los Hermanos Musulmanes».

Al Yazira ha sido vetada en Egipto acusada de servir a los intereses de la cofradía, que fue declarada grupo terrorista en diciembre de 2013, seis meses después del golpe de Estado que depuso al islamista Mohamed Mursi.