Libia acusa al Consejo de Seguridad de obstaculizar su lucha contra el EI

0
600

Ibrahim+Dabbashi+United+Nations+Continues+HVqJG33roDilLibia ha acusado este miércoles al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de obstaculizar su lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico, mientras que el enviado de la ONU en Siria afirma que la creciente amenaza de los yihadistas sólo puede ser enfrentada una vez que las facciones políticas acuerden un Gobierno de unidad nacional.

El embajador de Libia en la ONU, Ibrahim Dabbashi, se ha quejado de que el comité de las sanciones a Libia del Consejo de Seguridad no haya respondido a las peticiones que hizo el país en marzo para importar armas, tanques, aviones militares y helicópteros para enfrentarse a los milicianos del Estado Islámico y supervisar sus fronteras.

«El comité ha contribuido de forma indirecta a continuar con la inestabilidad, así como a atrincherar el terrorismo en Libia», ha afirmado Dabbashi al Consejo. «Hay una obstaculización premeditada de los esfuerzos del Gobierno libio por fortalecer su capacidad para combatir el terrorismo y por extender su autoridad por todo el territorio libio», ha añadido.

De acuerdo con el embargo de armas impuesto por la ONU al estado norteafricano en 2011, el Gobierno libio reconocido internacionalmente sólo puede importar armamento si cuenta con la aprobación del comité del Consejo de Seguridad, que opera por consenso.

Sin embargo, más de la mitad del comité puso en espera la petición del Gobierno libio, dejándola en un limbo administrativo. Dabbashi asegura que los extremistas han sido «envalentonados» después de que el Consejo paralizara la petición de armamento.

Naciones Unidas lleva tiempo tratando de alcanzar la paz en Libia, donde los dos Gobiernos y Parlamentos rivales aún siguen compitiendo por el poder cuatro años después del derrocamiento de Muamar Gadafi.

Hace un año, la coalición rebelde conocida como Amanecer Libio tomó la capital, Trípoli, y declaró su propio Gobierno y Parlamento, expulsando al Gobierno reconocido internacionalmente y desatando un clima de anarquía en el país.

Las dos partes del conflicto firmaron el domingo una iniciativa respaldada por la ONU en la que se comprometían a formar un Gobierno de unidad nacional y acabar con la división, pero el Parlamento con sede en Trípoli se negó a respaldar el texto.

El enviado especial de la ONU para Libia, Bernardino León, ha asegurado al Consejo de Seguridad que «todavía las puertas permanecen abiertas para que se unan» al acuerdo. León ha advertido de que las divisiones políticas y de seguridad en Libia habían impedido el desarrollo coordinado de una estrategia para hacer frente al Estado Islámico y a otros grupos extremistas.

«Un Gobierno de acuerdo nacional podría ser el único interlocutor a través del cual la amenaza de Estado Islámico pueda ser abordada de forma efectiva», ha manifestado León.

En junio, Rusia y China bloquearon una proposición respaldada por Estados Unidos, Francia, España y Reino Unido para incluir en una lista negra a dos hombres vinculados a las administraciones rebeldes en Libia, en un intento por impulsar las conversaciones con León.