Las partes enfrentadas aceptan trasladar a Libia las negociaciones

0
591

Saleh al-MakzoumLas partes enfrentadas en Libia, que cuenta actualmente con dos gobiernos y dos parlamentos, han aceptado «en principio» trasladar las conversaciones que mantienen con la mediación de la ONU a territorio libio, ha informado este jueves la Misión de Naciones Unidas en el país norteafricano (UNSMIL).

En un comunicado, ha indicado que los participantes en las conversaciones que se han mantenido esta semana en la ciudad suiza de Ginebra han acordado «convocar las futuras sesiones de diálogo en Libia, siempre y cuando se den las condiciones logísticas y de seguridad». En este sentido, la UNSMIL ha llamado a todos los actores a «unirse a las conversaciones de forma abierta y constructiva».

Por otra parte, los participantes han expresado su preocupación por las condiciones de seguridad imperantes en algunas zonas del país y en concreto, han condenado el ataque de este martes contra un lujoso hotel de Trípoli en el que murieron varios extranjeros y que fue reivindicado por un grupo presuntamente ligado a Estado Islámico.

Los participantes, según el comunicado, «han subrayado que las conversaciones presentan un momento de esperanza y reconciliación para los libios y una oportunidad para resolver la crisis política y de seguridad del país que no debería desaprovecharse».

Ahora, a petición de los participantes, será la UNSMIL la que deberá discutir con las partes para fijar el día y el lugar donde se celebrará la próxima ronda de contactos.

Algunas de las facciones enfrentadas se reunieron a principios de mes en Ginebra bajo los auspicios de la ONU, pero los representantes clave del gobierno establecido en Trípoli (no reconocido internacionalmente) y su parlamento no acudieron, reclamando que el diálogo se celebrara dentro de Libia, recuerda Reuters.

En este sentido, el parlamento con sede en Trípoli, conocido como Congreso General Nacional (CGN), también «pondría fin a sus suspensión» de las negociaciones, ha indicado su vicepresidente, Saleh Mahzoum, este jueves.

El Gobierno reconocido internacionalmente del primer ministro Abdulá al Thinni y la Cámara de Representantes se han establecido en el este del país, después de que otro grupo, Amanecer de Libia, tomara Trípoli el verano pasado, estableciera su propio gobierno y reinstaurara el anterior parlamento, el CGN.

La semana pasada, el CGN dijo que suspendía su participación en las conversaciones, acusando a las fuerzas de Al Thinii de la toma de la sucursal del banco central en Benghazi. El Gobierno libio dijo que el banco, que controla ingresos petroleros vitales, solo estaba siendo protegido.