Etiopía recibe a destacados líderes de la oposición en el exilio

0
521
Los principales líderes del mayor grupo armado de oposición etíope, el Frente Patriótico Ginbot 7 por la Justicia, la Libertad y la Democracia (Ginbot 7), regresaron hoy al país después de años en el exilio.
Más de 30 de los representantes de Ginbot 7 asentados en Europa, Estados Unidos y Eritrea llegaron en diferentes vuelos, siendo recibidos como héroes por parte de decenas de miles de ciudadanos repartidos por la carretera que enlaza con el centro de la ciudad.

Altos funcionarios gubernamentales dieron personalmente la bienvenida al fundador y presidente de la facción, Berhanu Nega, así como a su cofundador y secretario general, Andargachew Tsigie.

Fitsum Arega, jefe de gabinete del primer ministro, Abiy Ahmed, escribió en su cuenta en la red social Twitter: ‘Nuestra nación se beneficia inmensamente de una competencia pacífica de ideas, porque en definitiva todos nos preocupamos por el bienestar de la sociedad y valoramos el futuro de nuestros hijos’.

Nega, que abandonó Etiopía hace 11 años, ha estado viviendo en Estados Unidos, mientras que Andargachew se exilió en Reino Unido.

‘Se trata de un intento serio de democratizar este territorio, es un fuerte compromiso para cambiar y reformar’, declaró ante los periodistas en relación a los últimos cambios políticos acontecidos.

‘No obstante, todavía no estamos totalmente encaminados hacia la consolidación de las libertades civiles, y es por eso que hemos vuelto a casa’, agregó.

Los combatientes de Ginbot 7 tenían su base en Eritrea, desde donde libraron una longeva guerra de casi una década con el propósito de derrocar al Gobierno.

No obstante, a partir de abril, con la llegada al poder de Ahmed, las relaciones entre ambas partes mejoraron, y el mandatario llegó a conceder una amnistía a numerosos miembros de la oposición que cumplían penas de prisión.

El pasado 29 de mayo, Andargachew salió de la cárcel después de cuatro años, donde cumplía una pena de muerte por terrorismo, y poco antes lo hacía Nega, también liberado en uno de los numerosos procesos de amnistía promovidos desde principios de año.

También, en el mes de junio, Ginbot 7 dejó de ser considerada una organización terrorista, a lo que el grupo respondió suspendiendo todos sus movimientos encubiertos y reclamos y firmando un acuerdo de paz.

Recientemente, la agrupación anunció que está cerrando su base en Eritrea y enviando a sus soldados a Etiopía en diferentes unidades desde hace más de una semana.

‘Si la lucha es por la democracia, aún no se ha terminado, pero podemos hacerlo pacíficamente a través de la discusión’, expresó Nega.

También mostró su deseo de que los etíopes no tengan que tomar más las armas para que se respete su libertad y sus derechos.

‘Seguiremos luchando con el razonamiento y la discusión’, concluyó.