Zuma llama a la calma en universidades

0
541
zumaEl presidente sudafricano, Jacob Zuma, hizo un llamado a restablecer la calma en todas las instituciones de educación superior, sumergidas en protestas estudiantiles hace casi dos semanas.

Zuma expresó su preocupación por la violencia que acompaña a estas manifestaciones, las que derivaron en muchos casos en la quema y destrucción de instalaciones.

El mandatario reiteró en un mensaje difundido por la Presidencia que los sudafricanos tienen el derecho, pacíficamente y sin armas, de plantear sus inquietudes e inconformidades, apegados a la Constitución.

‘Instamos a los estudiantes a ejercer este derecho de manera responsable. Deben respetar a los oficiales encargados de hacer cumplir la ley. Además, deben respetar los derechos de otras personas que no toman parte en las protestas’, subrayó Zuma.

También pidió a los miembros del Servicio de Policía a ‘actuar estrictamente dentro de los límites de la ley’ y de la carta magna.

El gobernante extendió igualmente ‘sus más profundas condolencias a la familia de Celumusa Ntuli’, trabajador de la Universidad de Wits, en Johannesburgo, quien murió trágicamente esta semana (hecho que se investiga).

Zuma reafirmó el ‘compromiso del gobierno de apoyar el acceso a la educación para todos’, en especial los hijos de los pobres y la clase obrera.

En ese sentido instó a la gestión universitaria, los padres, los estudiantes y los interesados en las comunidades ‘a trabajar con el gobierno para encontrar soluciones de manera pacífica y constructiva’.

Las clases continúan suspendidas en varias universidades del país, a raíz de estallar el lunes de la semana anterior las movilizaciones de la campaña #FeesMustFall, que exigen educación gratuita y de calidad.

Los incidentes se intensificaron después que el ministro de Educación Superior, Blade Nzimande, anunció las cuotas de matrículas para 2017.

Nzimande aclaró que lo centros decidirían incrementos de las tasas de manera individual y nunca rebasarían el tope del ocho por ciento, de lo que quedarían exentos los estudiantes de familias pobres y de bajos ingresos.

La Universidad de Johannesburgo confirmó esta tarde el incendio de un auditórium en uno de sus campos, el último de los incidentes registrados en esas instituciones.

La ola #FeesMustFall llevó en octubre al presidente Zuma a declarar el ‘cero incremento’ de las tasas de ingreso para 2016.

De acuerdo con la información del ministro Nzimande a más de 600 millones de rand (unos 44 millones 604 mil dólares al cambio) asciende el monto de las afectaciones provocadas por la destrucción en las universidades en los últimos 12 meses.