Violencia contra la infancia genera preocupación en Angola

0
65

El gobierno de Angola aseguró que la violencia contra los niños resulta un problema preocupante en el país y anunció el próximo funcionamiento de un sistema nacional para atender denuncias.

En reunión sobre el tema, la secretaria de Estado para la Familia y la Promoción de la Mujer, Ruth Mixinge, informó que, de enero a noviembre del presente año, el Instituto Nacional de la Infancia (INAC en portugués) conoció más de cinco mil casos de maltrato a menores de edad.

Con más de mil 500 reportes, la provincia de Luanda registró el mayor número de incidentes, seguida de Bié, Lunda Norte y Luila, dijo la funcionaria.

Los hechos más frecuentes incluyen el abandono paterno, la explotación del trabajo infantil, la negligencia, la violencia física y sicológica, así como el abuso sexual, indicó la especialista en la apertura de un encuentro metodológico nacional a fin de crear nuevos mecanismos institucionales para enfrentar ese flagelo.

Mixinge confirmó que el INAC abrirá en fecha próxima el servicio público de denuncias ‘SOS Criança’, con vistas a recepcionar quejas y respuestas a casos de violencia infantil en el seno familiar, las comunidades e instituciones.

SOS-Criança, precisó, actuará como un centro de llamadas instalado en la sede central del INAC, en Luanda, debidamente equipado con una terminal telefónica para el acceso gratuito, anónimo y confidencial.

El centro de llamadas será responsable también de recibir las quejas que se realicen mediante correo electrónico, redes sociales y el sitio web del Instituto, explicó.

A juicio de la secretaria de estado, la implementación del Programa de Municipalización de Acción Social será otra vía para fortalecer el cuidado de los niños, mediante la articulación intersectorial para dar solución a problemas de las familias vulnerables, especialmente de los menores.

El programa, abundó, también permitirá una mayor interacción con los interlocutores sociales en labores para prevenir y combatir la violencia, así como en el trabajo conjunto de la policía y los ministerios de Salud y Familia.

En opinión de la experta, la violencia contra los niños resulta una realidad irrefutable a escala nacional, lo cual amenaza su desarrollo integral.