Un tribunal condena a un año de cárcel con trabajos forzosos a una periodista por «oponerse a la Constitución»

0
374

symbole de la justiceUn tribunal egipcio ha condenado este lunes a un año de cárcel con trabajos forzosos a una periodista que trabajó para el diario ‘Libertad y Justicia’, vinculado al brazo político de la organización islamista Hermanos Musulmanes, por «alterar la paz y oponerse a la Constitución».

La periodista, identificada como Samah Ibrahim, fue detenida por las fuerzas de seguridad mientras cubría una manifestación contra la Constitución protagonizada por seguidores del derrocado presidente Mohamed Mursi durante el referéndum celebrado en enero, según ha detallado el diario egipcio ‘Al Ahram’.

A principios de marzo, la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) lamentó «las continuas violaciones del Gobierno (egipcio) de las libertades fundamentales que están garantizadas y protegidas por la nueva Constitución, a pesar de que ha pasado más de un mes desde su promulgación».

En este sentido, recordó que la libertad de expresión y opinión está garantizada en el artículo 65, la libertad de prensa en el artículo 70, y la independencia de los medios en el artículo 72. Además, el artículo 71 prohíbe la censura y las sentencias de cárcel por ofensas relacionadas con el trabajo de los medios de comunicación.

«Sin embargo, desde el derrocamiento de Mohamed Mursi el 3 de julio de 2013, el Gobierno de transición ha perseguido a los periodistas que trabajan en medios directamente o indirectamente afiliados con Hermanos Musulmanes, que fue declarada una ‘organización terrorista’ el 25 de diciembre», valoró.

RSF criticó además la celebración de juicios contra varios periodistas en tribunales militares y ha destacado que estos hechos violan las obligaciones de Egipto con el Derecho Internacional.

Por último, denunció la existencia de denuncias por el uso «frecuente» de tratamientos «crueles, inhumanos o degradantes», e incluso torturas, contra los detenidos, al tiempo que recalcó que entre las víctimas de estas violaciones habría tres periodistas.