Tráfico humano, arista de una triste realidad en Sudáfrica

0
371

Carol BewsLa Red Sudafricana contra el Tráfico y Abuso de Niños llamó a combatir la trata humana en cualquiera de sus manifestaciones, una triste realidad que afecta hoy al país.

El comercio de partes del cuerpo de una persona o la extracción de un órgano que a veces llevan a la muerte, es una arista de un fenómeno que tiene tiempo, indicó Carol Bews, de la citada red, en un reporte especial publicado por el canal SABC.

Pero «¿qué tan grande es el mercado?, resulta difícil de determinar porque es muy encubierto», afirmó Bews.

Un problema existente es que la policía en ocasiones no puede determinar si es o no un caso de tráfico y regularmente cuando aparece una víctima fatal se registra como asesinato.

De acuerdo con informes, las partes del cuerpo humano pueden llegarse a vender por tan poco como tres mil rand (unos 190 dólares estadounidenses) en Sudáfrica.

El coordinador de la Organización de Curanderos Tradicionales, Phepsile Maseko, aseguró que «el tejido humano no se utiliza para la curación».

Sin embargo, los rituales y sacrificios humanos ocurren todavía en varios países de África.

Bews lamentó que «en particular son atractivos los albinos» para los traficantes.

El experto en Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas Ikponwosa Ero alertó sobre el incremento de los ataques a los individuos con albinismo en África, lo cual estaría vinculado a la demanda creciente para la llamada magia negra.

Un informe de la Cruz Roja revela que pueden pagar en algunas regiones del continente hasta 75 mil dólares por secciones del cuerpo de los albinos.

Los denominados cazadores de albinos matan a sus víctimas para vender su sangre, pelo, huesos e incluso genitales, con fines de hechicería.

La televisora concluyó que comúnmente se cree que el tráfico solo se lleva a cabo para la explotación sexual o el trabajo forzado; pero la trata humana tiene lugar en muchas formas como esta de la venta de las partes del cuerpo o el tráfico de órganos.

En sentido general, añadió el reporte, la trata de personas es la segunda industria criminal de más rápido crecimiento en el mundo, después de las drogas ilegales.

Datos de organismos internacionales arrojan que en el caso de los niños cada año 1,2 millones de menores de todo el mundo son víctimas del tráfico infantil.

Un negocio que genera un beneficio anual de siete mil millones de dólares.

Se dice que por ejemplo en la India, en una ciudad como Mumbay, cada mes desaparecen entre 150 y 200 niños, de los que entre el 30 y 40 por ciento son encontrados sin vida y con algún órgano extirpado.