Suspendidas clases en universidades sudafricanas tras protestas

0
406
feesmusLas actividades académicas continúan ayer suspendidas en varias universidades de Sudáfrica, como consecuencia de las violentas protestas estudiantiles en demanda de una educación gratuita.

Líderes estudiantiles de la Universidad de Witwatersrand (Wits), en Johannesburgo, dijeron que el programa lectivo no se puede reanudar mientras la situación se mantenga.

Incluso, sus efectos empiezan a sentirse más allá de los campus y han impactado negativamente en otras actividades extracurriculares dentro de las instituciones, advierten algunos medios locales.

El ministro de Educación Superior, Blade Nzimande, al reiterar su condena a la violencia y destrucción en las universidades, expresó que es de interés encontrar una solución al problema. ‘Ahora es evidente que hay agenda política’, subrayó.

Afirmó que ascienden a más de 600 millones de rand (unos 44 millones 604 mil dólares al cambio) todas las afectaciones causadas en los centros en el último año, algo que ‘no nos podemos permitir’.

El ministro lamentó que el gobierno tenga que pagar por la destrucción de la propiedad en las universidades, lo cual significa ‘que los fondos que podrían ayudar a los pobres tenga que desviarse para reconstruir la infraestructura’.

Recientemente, Nzimande anunció que esas altas casas de estudio decidirán individualmente sobre el aumento de la tasa de matrícula para el año académico 2017, con la recomendación de que los ajustes no pueden superar el 8,0 por ciento.

Tal incremento -aclaró- no se aplicará a los estudiantes de familias pobres y de bajos ingresos.

Sin embargo, los estudiantes reavivaron las movilizaciones del #FeesMustFall (las cuotas de matrícula deben caer), una campaña que se generalizó en 2015 en la mayoría de las universidades del país.

El ministro Nzimande pidió investigar la muerte de un empleado de una compañía privada de seguridad de la Wits.

Según los informes, el trabajador, cuya identidad no fue revelada, tuvo complicaciones de salud luego de inhalar gases durante los disturbios de la semana pasada.

El gobierno reiteró el llamado a los estudiantes de que no utilicen la violencia en la búsqueda de soluciones que pueden resolverse de manera pacífica.