Sindicato sudafricano refuta oferta, huelga de los metales continúa

0
337

NumsaLa Unión de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (Numsa) rechazó  una oferta de las patronales para poner fin a una huelga masiva en la industria y anunció que el paro continuará por tiempo indefinido.

Según fuentes empresariales, el sindicato de 338 mil afiliados con sede en Johannesburgo no aceptó una proposición de incremento salarial que garantizaba un 10 por ciento para este año y 9,5 por ciento en 2015.

La Federación de Industrias del Acero e Ingeniería de Sudáfrica (Seifsa) aclaró que esa era la última propuesta que podía poner sobre la mesa de negociaciones y, por ende, las perspectivas del conflicto laboral en el sector del metal se ven ahora más complicadas.

Numsa inició la protesta el 1 de julio y exige un alza salarial escalonada entre 12 y 15 por ciento, subsidios para viviendas de al menos 100 dólares, el fin de los intermediarios laborales y subvenciones monetarias para empleados jóvenes.

La medida de fuerza está dejando casi 28 millones diarios de pérdidas y tiene impacto negativo en el suministro de latas de bebidas, piezas de automóviles, y en la construcción de dos centrales eléctricas en las provincias Limpopo y Mpumalanga.

En 2013, este mismo sindicato lideró una huelga de cuatro semanas que costó a la industria metalúrgica doméstica alrededor de dos mil millones de dólares.

El paro fue convocado por Numsa pocos días después de resuelta una huelga de cinco meses en el campo minero del platino muy perjudicial para la economía sudafricana y que indujo una contracción del PIB trimestral en un 0,6 por ciento.

Numsa anunció a inicios de 2014 que planeaba formar un nuevo partido político de cara a las votaciones de 2016 y desde el año anterior ha sido abiertamente crítico en contra del presidente Jacob Zuma, y del gobernante partido Congreso Nacional Africano.

El mandatario dijo la víspera a inversores chinos en Eastern Cape que el paro laboral organizado por el gremio metalúrgico desde hace 10 días no es motivo de alarma, y que el gobierno actuaría contra los manifestantes violentos.

Durante un encuentro en Port Elizabeth con una delegación de hombres de negocios del sector automotriz liderada por el ejecutivo empresarial Qin Huanming, el Jefe de Estado afirmó que su gabinete está trabajando duro para resolver el tema de la huelga rápido y amigablemente.