Sindicato sudafricano pide boicot a dispositivo israelí para circuncisiones

0
351

CosatuEl sindicato oficialista sudafricano exigió al Estado que no utilice un dispositivo israelí para realizar circuncisiones, tras conocerse que el Gobierno está «probando» el aparato, que podría reducir las decenas de muertes que cada año se producen en esos ritos tradicionales.

«Somos conscientes de la gravedad del problema (de las ceremonias negligentes de circuncisión), pero creemos que hay otras maneras de resolverlo y reivindicamos el boicot a los productos israelíes en solidaridad con el pueblo palestino», dijo el portavoz de la rama sanitaria del sindicato oficialista COSATU, Sizwe Pamla.

Pamla recordó que el gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA) -aliado de COSATU- reafirmó en su Conferencia Nacional de 2012 su apoyo al boicot de Israel, al que desde círculos oficiales sudafricanos se acusa de practicar una política de segregación racial o «apartheid» con los palestinos.

«Esperamos que nuestros socios cumplan con su compromiso», afirmó Pamla, que aseguró que COSATU presionará al CNA en este sentido.

El uso de este dispositivo no quirúrgico en forma de anillo -desarrollado en Israel y homologado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)- fue aprobado hace más de un año en la Conferencia Sudafricana sobre sida, aunque su utilización en el país austral no se ha sistematizado.

En conversación telefónica con Efe, el portavoz del Ministerio de Salud, Joe Maila, reconoció que expertos gubernamentales han «probado» el aparato, aunque ha negado categóricamente que se haya tomado una decisión sobre su uso, al calificar de «basura» las informaciones que apuntan en esa dirección.

Según la OMS, la circuncisión reduce en un 60 por ciento el riesgo de contraer el sida para los varones.

La implantación del PrePex podría evitar las muertes por infecciones y las amputaciones del pene que muchos adolescentes sudafricanos sufren cada año a manos de cirujanos tradicionales negligentes o insuficientemente preparados, en ceremonias de paso a la edad adulta celebradas en las llamadas escuelas de iniciación.

Celebradas en diciembre y junio, coincidiendo con las vacaciones escolares, las iniciaciones consisten en la circuncisión sin anestesia de los muchachos, que pasan en el monte, sin apenas ropa y con reservas mínimas de comida, las siguientes dos o tres semanas, en una prueba de resistencia que debe «convertirlos en hombres».

Israel fue, durante los años 80, de los pocos países del mundo que mantuvo relaciones con la Sudáfrica del «apartheid», sometida a un boicot internacional similar al que proponen hoy para el Estado judío organizaciones como COSATU, que junto al CNA combatió en la clandestinidad al régimen racial sudafricano.