Sentimientos mixtos en Zimbabwe ante violadoras sexuales de hombres

0
1439
Incertidumbre e intranquilidad reinan hoy entre los hombres zimbabwes después que la Policía advirtió que un grupo de mujeres ha desatado una ola de violaciones sexuales en esta capital. Todo indica que las autoras de los ataques son miembros de la misma banda que en agosto pasado embriagaron y »molestaron sexualmente» a un joven de 29 años que les aceptó que lo transportaran y relató sus sufrimientos, pero rehusó acusarlas: las perdono, dijo ante las autoridades.

A juzgar por la propuesta a la víctima, las que a la postre le arrancaron un rato de placer de duración indeterminada, estas deben tener algún tipo de atractivo y el peligro aumenta porque están motorizadas.

La banda de vándalas parece haber vuelto a las andadas y las calles de este capital son su coto de caza, a creer la advertencia de los uniformados, que reportaron dos nuevos casos la semana pasada y no descartan que ocurran más, ante la afluencia de público masculino que ha salido de sus casas a desafiar a las malhechoras.

Sin embargo, las autoridades insisten en que los ‘hombres incautos’ deben tomar precauciones especiales si no quieren ser objeto de las ansias de las forajidas, ninguna de las cuales ha sido capturada y se les considera ‘armadas y peligrosas’, aunque no se especifica por qué y para quiénes.

En su más reciente actuación, las violadoras subieron a un autobús con un hombre de 37 años, cuya identidad se mantiene anónima para defender su honor, ‘obligaron al conductor a dirigirse a un área boscosa y allí forzaron a su acompañante de manera repetida’, según el relato oficial, que ha despertado más de una fantasía en los lectores de los medios que difunden el caso.

Aunque el tema requiere la actuación de las fuerzas del orden público, estas se han abstenido de desatar una operación de gran magnitud para encontrar a las autoras de los delitos, que preocupan más a las esposas que a sus potenciales víctimas.