Vacuna contra la malaria aún tardará dos años

0
418

malariaEl pasado viernes la Agencia Europea de Medicina (EMA en sus siglas en inglés) dio su aprobación a la primera vacuna contra la malaria del mundo. Este hito supone un importantísimo avance en la lucha contra esta enfermedad que solo en 2013 se cobró la vida de más de 627.000 personas. Aunque, a pesar de que Europa dio luz verde al medicamento, aun le queda un largo recorrido burocrático que sortear para que ‘Mosquirix’, nombre con el se comercializará el fármaco, llegue a África.

La aceptación de la EMA es solo el primer escollo al que se enfrenta la vacuna que aún deberá conseguir el visto bueno de la Organización mundial de la salud y de los propios gobiernos en los que se aplicará. Según, Ana Pérez, la directora médica de GlaxoSmithKline (GSK) España, los laboratorios que han desarrollado ‘Mosquirix’, el proceso podría prolongarse hasta dos años más. «Teniendo en cuenta procesos similares que han seguido otras vacunas estimamos que el medicamento tardará unos 2 años en en llegar a los países afectados por paludismo», aseguró en declaraciones a este periódico.

En el siguiente obstáculo será la OMS quien deberá recomendar el uso de la vacuna. En este proceso, la organización tendrá en cuenta factores que no han sido analizados por la EMA como una buena correlación entré efectividad y coste, además de comprar el medicamento con otras medidas de control de la enfermedad, según informa el diario ‘El País’. Pérez espera que este proceso concluya a finales de este mismo año teniendo lugar a principios de 2016 la aceptación definitiva de la OMS tras las diferentes investigaciones de calidad del producto.

Aprobación de los países afectados

Si el fármaco superara el corte de la OMS, ‘Mosquirix’ quedaría aprobado de manera internacional y la pelota caería en el tejado de los diferentes países afectados por la malaria que deberán incluirla en sus programas de vacunación. Estos dos años de proceso por el que aún tiene que pasar el medicamento podría costarle la vida a más de un millón y medio de personas en todo el mundo.

En cuanto al precio del medicamento Ana Pérez asegura que aún «no están definidos» pero insiste en que los laboratorios se responsabilizan a reducir el coste de producción lo máximo posible y abaratar así el precio final del producto. «Además, GSK se compromete a dedicar un 5% de todos los beneficios totales de la vacuna para continuar con la investigación en la lucha contra la malaria y contra otras enfermedades que asuelan al continente africano», afirma la directora médica.

Las investigaciones del medicamento comenzaron hace 30 años y ha terminado desarollándose por la delegación belga de los laboratorios. A pesar de no contar con una efectividad total sí que se ha demostrado que el fármaco funciona en el 56% de los niños de entre 5 y 17 y en el 31% de los bebés de entre 6 y 12 semanas a los que se aplicó ‘Mosquirix’. Lo cual para la EMA supone un porcentaje aceptable y asegura que «los beneficios de la vacuna superan a los riesgos en todos los grupos de edad estudiados«.

El paludismo es la segunda causa de muerte del continente africanosolo por detrás del VIH/SIDA que provoca cada año un 1,2 millones de muertes. La malaria que afecta anualmente a unos 200 millones de personas se cobró en 2013 más de 600.000 vidas de los que el 90% tuvieron lugar en África. La enfermedad, que suele atacar especialmente a la infancia, mata a un niño cada minuto en todo el planeta, el 82% de ellos son africanos.