Sesiona cumbre africana contra el ébola en capital ghanesa

0
697

cas d'EbolaMinistros de Salud de 11 países de África occidental y expertos internacionales, participan hoy en una cumbre para adoptar un plan radical contra la epidemia del ébola que afecta a la subregión.

A esa reunión, que sesionará dos días, asisten los titulares de Salud o altos responsables de Guinea, Liberia, Sierra Leona, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Gambia, Ghana, Guinea Bissau, Mali, Senegal y Uganda.

También están los socios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), vinculados con la búsqueda de una respuesta al brote del ébola, incluidos representantes de la industria minera, de Médicos Sin Fronteras (MSF), del Instituto Pasteur, de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos, confirmaron fuentes del sector.

El encuentro sesiona en un período en que la enfermedad afecta a Sierra Leona, Guinea y Liberia, donde se detectaron 759 casos, con 447 fallecimientos.

Según la OMS Guinea es el país más afectado, con 413 enfermos de fiebre hemorrágica y 303 muertos; Liberia, con 107 casos de la enfermedad y 65 decesos; y Sierra Leona, con 239 contagios y 79 casos mortales.

La OMS advirtió recientemente que era necesario aplicar medidas drásticas para frenar la expansión de la epidemia, la cual experimenta un alza de la mortalidad y del número de contagiados.

El 23 de junio pasado, la organización no gubernamental MSF alertó que la epidemia estaba fuera de control y amenazaba con propagarse a otras zonas de África occidental.

La OMS desplegó a 150 expertos en el terreno desde la primera aparición del virus en Guinea, en enero pasado, pero pese a ese esfuerzo y al de otras agencias especializadas, hubo un incremento importante de las tasas de nuevos casos y de muertes en las últimas semanas.

El ébola, que provoca en pocos días fiebres hemorrágicas acompañadas de vómitos y diarreas, se identifica con el nombre de un río del norte de la República Democrática del Congo donde fue descubierto en 1976.

Actualmente no existe una vacuna efectiva contra ese mal, cuya tasa de mortalidad va desde el 25 al 90 por ciento, conforme a la cepa del virus que corresponda.