RSF denuncia la represión que sufren los periodistas en Egipto desde 2011

0
451

Reporteros Sin FronterasReporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado la represión de que son objeto los periodistas en Egipto desde 2011 por parte de las autoridades y ha pedido que cesen las agresiones contra la libertad de información en el país.

En un comunicado publicado ayer martes, la organización ha denunciado los juicios militares, las detenciones arbitrarias y los tratos abusivos por parte de las autoridades egipcias contra los periodistas y ha advertido de que, desde la caída del expresidente Hosni Mubarak, los sucesivos Gobiernos –el del Consejo Supremo Militar, el de Hermanos Musulmanes y el actual ejecutivo de transición, cuyo hombre fuerte es el general Abdelfatá al Sisi– han tenido en común la represión contra los medios de comunicación y los intentos de controlar la información.

«Esta nueva ola de amenazas contra la libertad de información en Egipto es especialmente preocupante», ha asegurado RSF. «Detener de forma arbitraria y arrastrar a los periodistas ante tribunales militares constituye un peligro a las libertades básicas, así como las penas de prisión, incluso aunque sean suspendidas», ha explicado el organismo.

«Estas prácticas deben cesar, y los periodistas que todavía están en prisión por sus actividades profesionales deben ser liberados inmediatamente y de forma incondicional», ha instado RSF, ya que este tipo de detenciones van en contra de los propios términos de la Constitución egipcia, que actualmente está siendo redactada.

RSF ha denunciado numerosos casos en que periodistas han sido condenados ante tribunales militares, como el de Hatem Abu el Nur, periodista del diario egipcio ‘Al Watan’, condenado a un año de prisión, o al periodista independiente Mohamed Sabry a una condena de seis meses de prisión, posteriormente suspendida, por tomar fotos en el Sinaí.

Asimismo, RSF ha denunciado diversos casos de malos tratos contra periodistas, como el reportero de MBC Masr Islam Fathi, que fue golpeado y torturado durante su detención. Fathi fue liberado al día siguiente, acusado por un delito de agresión contra un agente, y tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario de Minya debido a sus lesiones.

CENSURA EN TELEVISIÓN

La ola de ataques contra los medios de comunicación denunciada por RSF no se centra únicamente en los ataques físicos, sino también en los ataques a la libertad de información. El cómico Bassem Youssef, presentador de ‘Al Barnameg’ de la cadena CBC, manifestó durante una emisión de su programa su postura crítica tanto con Hermanos Musulmanes como con el Gobierno de Al Sisi.

La cadena, que aseguró no tener relación con los comentarios del cómico, suspendió la emisión del programa pocos días después. RSF ha denunciado la situación y ha asegurado que «la libertad de expresión, aunque sea crítica y de forma satírica, especialmente en el contexto de un programa de humor, debe ser un requisito indispensable en un país que aspira a vivir en democracia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here