Piden a sudafricanos unirse en lucha contra vestigios de racismo

0
386

zumaEl presidente sudafricano, Jacob Zuma, pidió a todos los ciudadanos unirse en la lucha contra los vestigios de racismo que aún persisten en la sociedad, en ocasión del Día de los Derechos Humanos.

Al hablar en el acto oficial por la fecha en el estadio Moses Mabhida, de Durban, provincia de KwaZulu-Natal (sureste), Zuma lamentó que a principios de este año Sudáfrica experimentara «explosiones de ira debido a las declaraciones racistas».

Tales incidentes recodaron que las huellas «de la supremacía blanca y el racismo todavía existen en algunos sectores», algo que la mayoría de los sudafricanos aborrecen, enfatizó.

En esta ocasión solemne, Zuma pidió no olvidar jamás a aquellos que sufrieron violaciones graves de los derechos humanos durante el periodo del apartheid.

Y en particular -dijo- a «las víctimas de la matanza de Sharpeville (el 21 de marzo de 1960), donde 69 personas fueron asesinadas y decenas resultaron heridas cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra las odiadas leyes de pases».

El mismo día, agentes policiales también mataron a tres manifestantes en KwaLanga, en Ciudad del Cabo, y hubo otros muchos lesionados, rememoró.

Durante su discurso el presidente Zuma reconoció que la Organización de las Naciones Unidas decidiera dedicar cada 21 de marzo también al Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación Racial.

Finalmente advirtió que «todavía hay un largo camino por recorrer» antes de declarar que desapareció en el país «el impacto del racismo institucionalizado» e instó a «blancos y negros a convertirse en parte de este viaje a una nueva sociedad».