Paco Roca plasmará en viñetas la vida de los cooperantes en Mauritania

0
371

Paco RocaEl dibujante valenciano Paco Roca dará vida en los próximos meses a un nuevo cómic con viñetas que plasmarán el día a día de la vida de los cooperantes en Mauritania y que servirán también de herramienta para concienciar a la sociedad de la necesidad de apoyar la cooperación internacional.

La nueva creación de Roca se enmarca en el proyecto «Viñetas de Vida» de la organización Oxfam Intermón, que ha llevado a los artistas del cómic españoles de mayor prestigio a visitar sus proyectos de cooperación en diferentes países de África y Latinoamérica para, posteriormente, reflejarlo en un cómic.

El objetivo de la ONG es utilizar el lenguaje del cómic para que la sociedad se movilice en favor de la cooperación al desarrollo.

Gracias a este proyecto Paco Roca ha conocido de primera mano durante quince días los proyectos humanitarios y de cooperación al desarrollo que Oxfam Intermón desarrolla en Mauritania, donde el artista asegura haber vivido una experiencia «increíble» que sin dudar «volvería a repetir».

«El cómic consigue explicar cosas complejas de forma más sencilla, que la historia sea más atractiva», asegura a Efe el ganador de un Goya por la adaptación cinematográfica de su novela gráfica «Arrugas».

Premio Nacional del Cómic 2008, Roca se plantea contar en sus viñetas la vida en Mauritania «conforme la iba conociendo», por lo que su futuro cómic tendrá más formato de «diario que de ficción».

«Pienso que no hay que intentar endulzar las cosas ni que se note que es artificial», apunta el ilustrador, para quien se trata de su primera experiencia en la utilización del cómic «como herramienta didáctica y de concienciación».

Roca, que se ha dado un plazo de dos meses para completar este nuevo trabajo, define la iniciativa de Intermón como «muy interesante» y asegura que un cómic para concienciar le parece «un buen experimento».

«En España y Europa con la crisis ya nos planteamos dejar de ayudar a esta gente y ellos, lo poco que tienen lo comparten y crean asociaciones locales de ayuda», apunta.

Entre los proyectos de desarrollo que conoció en Mauritania recuerda uno cuyo fin era suministrar agua para beber y para cultivar huertos.

Roca asegura que su cómic reflejará el «gran protagonismo» en estos proyectos de las mujeres, que cuidan a sus hijos y realizan muchas tareas, especialmente porque el carácter nómada de los pueblos hace que los hombres estén mucho tiempo fuera y porque sufren «más discriminación».

Entre ellos, destaca que crean cooperativas para que las mujeres hagan yogures de los excedentes de leche o troceen y seleccionen el pescado tanto para alimento propio como para la venta.

«Son proyectos enfocados para crear una red para sostener la sociedad y muy enfocado a las mujeres», resalta Roca, quien subraya que la experiencia que ha vivido, al visitar pueblos perdidos en medio del desierto, sería «imposible» como turista.

Roca ha vuelto con un «espíritu optimista» pero consciente de lo «largo y difícil que es construir una civilización desde cero» y advierte de la necesidad de no reducir la ayuda en cooperación.

El artista confía en poner su granito de arena para «mostrar lo buenas que son las ayudas y lo malo que sería perderlas» y concluye: «Ahora que la gente se queja tanto de la inmigración, la solución no es poner alambradas sino invertir para que no tengan que emigrar».