Nuevo incidente racista en universidad sudafricana

0
456

StellenboschLa Universidad Stellenbosch, de Sudáfrica, confirmó que dos de sus alumnos son responsables por imágenes racistas publicadas en redes sociales y que ofendieron a la comunidad negra nacional.

Un equipo de nuestra cátedra está tratando de identificar la identidad de los jóvenes blancos que se tiznaron la cara, usaron pelucas y senos artificiales para simular una representación de mujeres negras, indicó la institución educacional.

La Universidad Stellenbosch desaprueba fuertemente cualquier acción que pudiera ofender a algún miembro de nuestra población y contravenga los preceptos de la Constitución o la cultura que el campus desea promover, agrega el texto.

Este último incidente trascendió en los medios sociales en la mañana del martes a partir de una imagen publicada en Instagram que muestra a dos hombres con pelucas y las caras pintadas de color oscuro.

El Congreso de Estudiantes Sudafricanos (Sasco) anunció el mes pasado una propuesta de campaña nacional contra el racismo, luego de múltiples incidentes de esta índole acontecidos en universidades y otros centros escolares.

Sudafricanos de todas las clases sociales tienen que protestar contra el racismo en nuestras escuelas, no sólo estamos hablando de estudiantes, sino de atentados contra hermanas, hermanos, madres y padres en este gran país, subrayó la organización no gubernamental.

El presidente de Sasco, Ntuthuko Makhombothi, criticó en especial como un insulto para toda la nación el hecho de dos universitarias blancas que se disfrazaron de negras criadas domésticas y difundieron las fotos en Twitter.

Estas alumnas han ofendido a nuestros ancestros, su comportamiento recuerda el caso de Sarah Saartjie Baartman (una sudafricana de la etnia xhosa que en el siglo XIX fue exhibida en Europa sobre todo debido a su abultado trasero), opinó Makhombothi.

Las estudiantes de la Universidad de Pretoria (UP) fueron suspendidas de sus cursos luego de hacer circular las ilustraciones vejatorias contra las mujeres negras de este país, confirmó a inicios de agosto un comunicado de la institución.

Las becarias caucásicas divulgaron fotografías de ellas disfrazadas con trajes de sirvientas domésticas, sus brazos y cara coloreados con pintura negra y almohadas bajo sus faldas para simular abundantes glúteos.

Tal imagen, distribuida en redes sociales de Internet, fue considerada burlesca por muchas autoridades, en un país donde el tema de las etnias es de alta susceptibilidad luego de 40 años bajo el régimen segregacionista del apartheid.