Miles de sudafricanos protestan contra la corrupción

0
122

sudafricanos-protestanMiles de sudafricanos se han concentrado este miércoles en las ciudades de Pretoria y Ciudad del Cabo para reclamar mano dura contra la corrupción y exigir responsabilidades al presidente del país, Jacob Zuma, salpicado por una serie de escándalos.

Partidos opositores, sindicatos y grupos de la sociedad civil han secundado unas manifestaciones en las que se han escuchado consignas contra Zuma y su partido, el Congreso Nacional Africano (ANC). No obstante, la asistencia fue menor a la esperada y se prevé una mayor movilización el 14 de octubre, cuando los trabajadores tendrán permiso para ausentarse de sus puestos.

Un miembro de los Luchadores por la Libertad Económica, Levy Mabokachaba, ha advertido de que “la corrupción está matando al país” y ha criticado que Zuma “sólo hace lo que quiere”. “No lo soportaremos mucho más”, ha advertido, en un llamamiento al cambio que “empieza por el presidente”.

Uno de los organizadores de la ONG Unidos contra la Corrupción, Babalwa Freemantle, ha destacado la participación en las marchas de un amplio espectro social ya que, según sus palabra, “la corrupción afecta a todo el mundo”.

Otro de los asistentes, Brick Mololo, que portaba una pancarta en la que proclamaba “No a la explotación”, ha pedido la dimisión de Zuma. “La gente no tiene casa ni agua. Están sin hogar y tienen hambre porque hay mucha corrupción”, ha lamentado.

MENSAJE DEL ANC

El ANC ha difundido un comunicado en el que ha mostrado su respeto por las marchas de este miércoles y ha instado a los organizadores a sumarse a los esfuerzos del Gobierno para combatir “el azote de la corrupción”.

Por su parte, el principal grupo opositor, la Alianza Democrática, ha aprovechado para exigir una investigación del partido gobernante a raíz de un supuesto pago irregular de la firma japonesa Hitachi, el último escándalo en que se ha visto inmerso el ANC. Zuma también ha sido acusado de utilizar gran cantidad de fondos públicos para reformar la residencia.