Volcán activo y Cabo Verde enfrenta el peor de los escenarios

0
369

volcan-cabo-verde1El volcán de la isla de Fogo en Cabo Verde continúa hoy en activo y las autoridades nacionales se preparan para enfrentar el peor de los escenarios.

Devoradas por el torrente de lava, las localidades de Portela y Bangaeira ya desaparecieron del mapa de la isla y se registran más poblaciones en riesgo.

Las autoridades locales indican que todo dependerá de la forma en cómo evolucione la actividad del coloso.

En 17 días de erupción, mil 500 personas tuvieron que ser reubicadas y el Servicio de Protección Civil de Cabo Verde ya hizo planes para más evacuaciones.

Según la agencia caboverdiana de noticias Inforpress, las autoridades de salud están preocupadas por las condiciones de alojamiento de las personas dislocadas, como habitaciones, agua disponible y saneamiento para que poco a poco regresen a la vida normal.

El director general de Salud, Antonio Pedro Delgado, quien cumple una visita de trabajo a la isla de Fogo, indicó que orientó a los equipos sanitarios a que, junto a las entidades públicas, trabajen en la mejora de las condiciones de alojamiento y las familias puedan reunirse y pensar en el futuro.

Otra preocupación, de acuerdo con Delgado, se relaciona con los efectos psicológicos y el trauma causado por el cambio de lugar de residencia.

Al respecto, el funcionario informó que se pretende reforzar la capacidad local con recursos, en un primer momento, y psicólogos para formar un frente, con el fin de dar respuestas a las primeras situaciones que puedan surgir.

Precisó que felizmente no se registran heridos ni pérdidas de vidas humanas por el volcán y la situación más complicada involucra a un militar que, sin darse cuenta, se expuso al gas e inhaló.

Sobre la existencia de peligro para la población ante la posibilidad de aspirar gases y polvo volcánico, Delgado respondió que los riesgos son bajos, pues las mediciones de vapores indican valores relativamente despreciables.

Llamó a las personas a que controlen «la curiosidad de asistir a la erupción» y evitar respirar las emanaciones liberadas por las lavas, generalmente gases sulfúricos.

Embajadores de organismos internacionales acreditados en Praia manifestaron anoche su disposición de apoyar a Cabo Verde ante las afectaciones causadas por el volcán.

«Estamos tratando de ajustar los mecanismos de coordinación para que los gobiernos (extranjeros) y organizaciones internacionales estén informados adecuadamente de nuestras necesidades y daños causados por las erupciones volcánicas», dijo Antero Matos, coordinador del gabinete de crisis creado por el Gobierno.