Hallan cuatro toneladas de marfil en Togo listas para ser enviadas a Vietnam

0
1085

MarfilLas autoridades togolesas han encontrado alrededor de cuatro toneladas de marfil procedentes de los colmillos de alrededor de 500 elefantes, escondidas en contenedores que se dirigían a Vietnam, según han informado las fuerzas de seguridad del país este lunes.

   Los colmillos, escondidos entre anacardos y madera, fueron encontrados a finales de mes aunque las autoridades no lo han revelado hasta ahora. El hallazgo es una muestra del contrabando de marfil en Asia que los expertos en Medio Ambiente denuncian. Además, añaden que el tráfico de este hueso está diezmando la población de elefantes.

Un alto funcionario del Ministerio de Medioambiente, Kotchikya Okoumassou, ha dicho que los colmillos fueron encontrados en dos decomisiones que se llevaron a cabo en el puerto de Lome el 22 de enero y el 28 de ese mismo mes.

Parte de los 500 elefantes habrían sido ejecutados en el momento de la captura, lo que sitúa su valor en el mercado internacional en alredor de 8 millones de dólares, según ha añadido Kotchikya Okoumassou.

Dos ciudadanos togoleses y otro oriundo de Vietnam, a donde se dirigían los contenedores, han sido arrestados. Sin embargo, aún no se ha aclarado de dónde provenía el marfil.

«Togo tan sólo tiene 115 elefantes por lo que al menos sabemos que el marfil no procedía del interior del país», ha dicho Okoumassou.

El comercio internacional de marfil ha sido prohibido pero los conservacionistas denuncian que los elefantes están siendo cazados a un ritmo alarmante, especialmente en África central.

Naciones Unidas ha advertido que desde 2013 el comercio de marfil se ha convertido en una importante fuente de financiación para grupos armados y que contribuye a aumentar los problemas de seguridad, especialmente en Camerún, en República Centroafricana, Chad y Gabón.

Los colmillos de los elefantes son sobre todo utilizados para la talla de esculturas pero también para su uso en medicinas tradicionales.

La demanda proviene sobre todo de Asia, donde existe un mayor número de economías en expansión que se dirigen hacia África.