El gran Kruger, ícono de Sudáfrica

0
305

sudafrica-parquekugerPor Deisy Francis Mexidor

Más de un millón 500 mil personas visitan cada año el Kruger, el mayor de los 22 parques nacionales de Sudáfrica.

Muchas personas de todo el mundo vienen a este sitio deseosos de ver en un medio natural a leones, elefantes y los búfalos que son los más frecuentes, explicó William Mabasa, gerente de Comunicación y Marketing del Parque, en conversación con Prensa Latina.

Sencillamente, “el Kruger es uno de los íconos de nuestro país y actualmente Sudáfrica está muy orgullosa de este parque”, puntualizó Mabasa, quien enfatizó en todo el trabajo que se está haciendo aquí en el manejo para el cuidado y conservación del sitio.

Se refirió además a las experiencias para disminuir el daño, “la matanza ilegal hacia la población de elefantes”, pues “entendemos que este consumo tiene que ver con el mundo occidental, expresó al comentar que los colmillos de estos mamíferos son muy preciados.

Mabasa subrayó que “la población selvática de Sudáfrica es una de las más importantes del planeta”.

Datos de organizaciones ambientalistas aseguran que solo esta nación africana cuenta con el 80 por ciento de la población de rinocerontes que existen en el globo; mientras, el 40 por ciento del medio millón de elefantes del continente vive en Sudáfrica.

Por otra parte indicó que en la actualidad están “luchando contra la sequía” que afecta las áreas del parque, teniendo en cuenta que “más del 80 por ciento” del país sufre de la peor sequía en décadas.

Considerado además uno de los más grandes y famosos del mundo, el Kruger es un impresionante refugio de vida salvaje que alberga a una increíble diversidad de animales que hacen de un trozo de tierra de casi dos millones de hectáreas el lugar perfecto para su paraíso.

Con un ancho promedio de 60 kilómetros y una extensión de norte a sur de casi 450, el parque se localiza al noreste de Sudáfrica, en la franja que limita con Mozambique, explayándose de norte a sur desde la frontera con Zimbabwe hasta los linderos con Swazilandia.

Según estadísticas oficiales, en el Kruger cohabitan más de 350 especies de aves y unas 147 de mamíferos. Es como un gran Arca de Noé donde existen poblaciones de cinco mil rinocerontes blancos, 350 rinocerontes negros, 25 mil búfalos, dos mil leones y nueve mil jirafas.

También hay tres mil hipopótamos, mil leopardos, unos 12 mil elefantes, 17 mil ñues, cuatro mil jabalíes, dos mil hienas, y 17 mil impalas, así como 120 familias de reptiles, entre ellas cinco mil cocodrilos del Nilo, 52 variedades de peces, 35 de anfibios y mil 982 de plantas.

Simplemente, en Kruger, la naturaleza cobra todo su sentido. Los apasionados vuelven a ser niños para observar con ojos de asombro lo que una vez vieron en televisión o le contaron en libros.

Por supuesto, siempre quedará en la retina ese cielo inmenso africano y sus paisajes que definen a un continente al que llaman negro, pero que, sin dudas, continúa siendo para muchos como un mapa en blanco.