Egipto, Etiopía y Sudán negocian sobre represa Gran Renacimiento

0
456

represa etíopeCancilleres de Egipto, Etiopía y de este país comenzaron una reunión de dos días en busca de un pacto relacionado con la presa Gran Renacimiento (GERD).

A ese encuentro donde se buscan garantías para el acceso al agua cuando entre en funcionamiento la presa en 2017, asisten también los titulares de Recursos Hidráulicos de esos tres países bañados por las aguas del río Nilo.

En la apertura de la reunión, el titular sudanés de Exteriores, Ibrahim Gandur, aseguró que estaba convencido que los tres Estados lograrían este lunes un acuerdo beneficioso para cada uno.

Su homólogo egipcio, Sameh Shukri, subrayó que El Cairo también tiene interés en lograr un entendimiento y reforzar las relaciones estratégicas entre los tres países, a pesar de que Egipto ha rechazado el proyecto desde el primer momento.

Shukri afirmó que su Gobierno ratifica su apego al acuerdo de principios firmado entre los mandatarios de Etiopía, Sudán y Egipto el pasado mes de marzo, tras la promesa de Addis Abeba de que los recursos hídricos de los otros países no se verán comprometidos.

También el ministro de Exteriores etíope, Tedros Adhanom, aseguró que su país se compromete a reforzar la colaboración tripartita, y exhortó a la no afectación del flujo fluvial en la zona.

En la aludida declaración de principios se estableció adoptar un marco para el uso del agua después de la construcción de la presa, así como unas bases técnicas para evitar daños a cualquiera de los tres países.

Sin embargo, El Cairo se ha opuesto tradicionalmente a su construcción porque considera que el embalse perjudica a unos 85 millones de personas que en Egipto dependen del Nilo para satisfacer sus necesidades de agua.

La vía tiene una extensión de mil 500 kilómetros y un caudal de dos mil 350 metros cúbicos por segundos, nace en Etiopía y corre también por Sudán, donde se une, en Jartúm, con el Nilo Blanco.

Ese maridaje forma el río Nilo, la mayor corriente fluvial de África y segunda del mundo, después del Amazonas.

El río Nilo beneficia también a la República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Kenya, Burundi, Eritrea, Tanzania, Ruanda y Uganda.

Etiopía empezó a construir la GERD en 2011, inversión valorada en cerca de cinco mil millones de dólares estadounidenses.

La obra está situada en la región de Benishangul-Gumuzen, a unos 40 kilómetros del territorio sudanés y forma parte de una red de exportación de electricidad barata a los países de la región, incluido Egipto.

La instalación que embalsará 63 kilómetros cúbicos de agua en una superficie de casi dos mil kilómetros cuadrados, será la mayor presa africana y contará con dos centrales hidroeléctricas con un total de 16 turbinas que generarán seis mil megavatios de energía eléctrica.