Médicos de Cuba en Djibouti, solidaridad sin fronteras

0
85
Texto y FotosPL: Juan Carlos Díaz Guerrero

‘Si eso entra en los barrios pobres, va a ser una catástrofe’, afirmó categórico Julio Linares, el joven especialista integrante de la Brigada Médica de Cuba en Djibouti, en referencia a la pandemia del nuevo coronavirus SARS-Cov-2.

El diminuto país enclavado en el Cuerno de África, desconocido en el contexto geopolítico global, encara ahora ?como los 55 Estados del continente- la amenaza real de la enfermedad Covid-19 que allí contagió hasta el 6 de abril a 90 personas.

En base a datos de 2017, la nación africana cuenta con una población de 956 mil 985 habitantes, y ocupa el lugar 171, según el Informe sobre Desarrollo Humano 2019 del Programa de las Naciones Unidas, por lo que está considerado entre los países de escala baja en esa condición.

Los vaticinios de Linares, que se desempeña en el departamento de Ingeniería Biomédica del Hospital General Peltier, el más importante, pudieran ser cierto o no, pero lo que sí está claro es la disposición del personal de la salud cubano, junto a los yibutianos, de enfrentar la pandemia.

En medio de la situación epidemiológica por la Covid-19, ‘los colaboradores cubanos se encuentran inmersos en realizar una correcta clasificación de los pacientes según las prioridades de atención’, explicó a Prensa Latina mediante correo electrónico.

Para el especialista caribeño, oriundo de Villa Clara, centro de la Isla, ese paso constituye ‘el secreto de la mejor práctica en la urgencia médica’ para garantizar ‘el éxito de la labor asistencial en cada situación’, y dar respuesta con nivel de calidad adecuado y en tiempo razonable, a los pacientes.

Menciona, en ese sentido, a la joven doctora Yanet López, Especialista en Ginecología y Obstetricia, quien brinda sus servicios en el cuerpo de guardia del hospital Ginecobstétrico Dar El Hanan, y al especialista en Neonatología, Rolando Ávila Rondón, con 30 años en la profesión.

En similar intercambio con Prensa Latina, el jefe de la Brigada Médica cubana en Djibouti, Alfonso Franco, señaló que están ‘trabajando en los principales hospitales del país’, donde atienden a los pacientes que llegan o ingresan.

El doctor Franco indicó que ahora no están atendiendo a los ‘contactos presuntivos o casos positivos’ del SARS-Cov-2, los cuales ingresan en dos hospitales designados para enfrentar la dolencia.

‘No obstante, aseguró, tenemos el riesgo de atender cualquier caso que pueda tener esas características’.

Para lidiar con ello, expuso, capacitamos a todo el personal y confeccionamos un plan de medidas ‘por fases para el enfrentamiento al coronavirus’, además de cumplir con las medidas sanitarias dirigidas a evitar la infección y con el protocolo de atención ‘por si hay algún caso nuestro’.

‘Se están viviendo días terribles y pienso que la humanidad nunca había enfrentado una pandemia de esa envergadura’, dijo el galeno, y agregó que pese a no causar la misma cantidad de muertes como la peste bubónica, la Covid-19 lo supera en afectación en número de países.

Para Linares, que además de cumplir con su misión atiende las redes sociales en la Brigada, ‘la mayor satisfacción para un médico es probar el sabor del deber cumplido’, y por eso en Djibouti se siente a cada instante cuando le arrancan a la muerte cualquier caso de paludismo, allí endémico.

A modo de despedida, Franco quiso agradecer ‘los aplausos de gratitud que día a día nos brindan como homenaje solemne a cada colaborador’, y, por supuesto, ‘estamos al tanto’, acotó.

Cuba y Djibouti mantienen estrechos lazos de amistad desde 1998 en que establecieron relaciones diplomáticas y más de un centenar de jóvenes de ese país africano estudiaron en las universidades cubanas, en su mayoría, la carrera de medicina.