Más de 620 millones de africanos viven sin electricidad

0
357

joaquim-venturaMás de 620 millones de personas en África subsahariana viven hoy sin acceso a la electricidad, cifra que tiende a crecer de forma paulatina, reveló el secretario angoleño de Estado de Energía, Joaquim Ventura.

El abastecimiento de ese recurso no resulta fiable para aquellos que tienen acceso y, en muchos casos, necesitan recurrir a generadores privados que funcionan con gasóleo o gasolina, dijo aquí Ventura en una reunión del Buró del Comité de dirección de la Asociación de Sociedades de Electricidad de África (ASEA).

En algunos países africanos, prosiguió, las tarifas de electricidad son a veces las más elevadas del mundo, principalmente por el exceso de utilización de las fuentes fósiles para su producción.

De igual manera por las pérdidas en las redes de transmisión y distribución debido a la falta de mantenimiento, que tiene un costo equivalente al doble de la media mundial.

Ventura explicó que, con el aumento natural de la población (915 millones de habitantes en África subsahariana), se eleva también la utilización de la biomasa, que ejerce una presión mayor sobre las reservas forestales y acrecienta el impacto en el cambio climático.

Por lo anterior,señaló, destacamos «el papel de la ASEA de coordinar y facilitar la integración de los mercados de electricidad en África para la transferencia de energía entre regiones y de conocimientos para mejorar la calidad del servicio».

Asimismo mitigar con inversiones en infraestructura el efecto de la sequía que actualmente azota zonas del continente.

Sobre Angola, el secretario refirió que las presas que se construyen no solo aumentarán la disponibilidad de energía eléctrica, sino también crearán un valor añadido para el desarrollo integral del país.

El Gobierno construye centrales para aumentar la capacidad de producción de energía a tres mil 570 megawatt hasta el 2018. De esa cifra el 79 por ciento es de origen hídrico y un 21 de gas natural.

Además de los sistemas de producción, se construyen líneas de transporte de alta tensión y de distribución, así como se apuesta por el programa de electrificación rural y de regiones fronterizas.

«El Ministerio de Energía y Aguas reconoce la importancia y la necesidad de integración a la red eléctrica regional, no solo para atajar cualquier contingencia severa en nuestro sistema, sino también para entregar a otros países el recurso excedente de Angola», subrayó Ventura.

Informó finalmente que su cartera trabaja con Namibia para firmar en breve un memorando de entendimiento, con el objetivo de desarrollar el proyecto hidroeléctrico de Baynes a lo largo de la frontera común.