Más de 50 detenidos por violencia en protestas en capital sudafricana

0
340

PretoA 54 asciende el número de detenidos asociados a los incidentes de saqueo y violencia pública durante las protestas registradas desde el lunes en áreas urbanas de esta capital, según publican hoy medios sudafricanos.

El periódico Sowetan reportó que las autoridades confirmaron progresos en el restablecimiento de la ley y el orden en el municipio metropolitano de Tshwane -donde se encuentra Pretoria-, y que se adoptan medidas drásticas.

Hay estabilidad gradual en algunas de las áreas previamente volátiles, de acuerdo con un comunicado del gobierno en la noche del miércoles.

Los arrestos ocurrieron en Atteridgeville, Hércules, Mabopane, Soshanguve y Mamelodi, en este último lugar, lamentablemente dos personas perdieron la vida, dijo la Policía.

También se apeló a la población a no difundir información falsa en las redes sociales que pueda causar pánico. «El gobierno dará a conocer cada vez que haya algún mensaje que merezca atención a través de los canales oficiales».

Al mismo tiempo el texto reiteró que los organismos de aplicación de la ley no descansarán «hasta que la paz y la calma se restablezca en la ciudad».

Los disturbios estallaron aquí cuando el Congreso Nacional Africano (ANC) anunció que Thoko Didiza es la candidata a la alcaldía de la capital en las elecciones del gobierno local, el 3 de agosto.

La propuesta encontró la oposición de quienes exigen que el actual alcalde, Kgosiento Ramokgopa, siga en el puesto.

Durante una conferencia de prensa el martes, la ministra de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, advirtió que no se tolerarán estos actos violentos y que los responsables enfrentarán la fuerza de la ley.

Al referirse a estos hechos, el vicepresidente, Cyril Ramaphosa, expresó su preocupación, pues el rechazo a Didiza proviene porque ella nació en otra provincia.

Y eso -señaló Ramaphosa- va en contra de los «valores que siempre hemos tratado de abrazar como pueblo y como nación».

Las protestas han dejado daños materiales de consideración, entre ellos la quema de más de 30 autobuses, varios automóviles y camiones.