Malcolm X: El líder afroamericano que soñó con un territorio solo para la comunidad negra

0
1323

Malcolm XHace 50 años la voz radical de Malcolm X fue apagada por la pólvora. El negro que luchaba por los derechos de los negros tenía demasiados enemigos: El gobierno, preocupado por su activismo urticante; los blancos, opuestos a sus pretensiones segregacionistas; la Nación del Islam, dolida por su abandono repentino, y muchos afroamericanos, que no comulgaban con su discurso incendiario.

El 21 de febrero de 1965, durante un encuentro con sus simpatizantes –unos 500 según indican las noticias de archivo-, el líder afroamericano sucumbe ante varios disparos. El Comercio lo informa en su edición del día siguiente: “Malcolm X, el dirigente segregacionista negro, falleció en un hospital local, a raíz de las heridas de bala que recibiera poco antes, durante la realización de un mitin en el barrio de Harlem”.

Caminando por la otra vereda, distante del sendero de lucha pacífica que predicaba Martin Luther King, el antiguo delincuente y traficante de drogas, Malcolm X, vociferaba envestido de su nuevo traje de mensajero espiritual, conceptos que no solo exigían los mismos derechos civiles, sino que estigmatizaban a la sociedad blanca de los Estados Unidos, como culpable de la insostenible situación de los afroamericanos. “Los blancos son el diablo”, solía decir.

“Según informó la policía, el dirigente negro –que abogaba por el establecimiento de una sociedad segregada para personas de color en Estados Unidos- recibió cuatro balazos en el estómago”. Alguna vez dijo: “No, yo no soy norteamericano. Soy uno entre los 22 millones de negros víctimas del norteamericanismo. Veo a Estados Unidos con los ojos de la víctima. No veo ningún sueño norteamericano, veo una pesadilla norteamericana”.MALCOLM-X_02

Un hombre de raza negra fue detenido luego del atentado. Thomas Hagan, de 22 años, quien fue sindicado por la policía como uno de los asesinos de Malcolm X. Los disparos se efectuaron cuando el activista de los derechos civiles se dirigía a los miembros de la Unidad AfroAmericana, una organización creada por él tras su alejamiento de la Nación del Islam, agrupación dirigida por Elijah Muhammad.

Malcolm X hubiera tenido 83 años el día en que Barack Obama, el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos, juraba el cargo. Pero sus postulados iban más allá de exigir los mismos derechos a blancos y negros. Malcolm X impulsaba teorías que incluían la violencia como opción, opuestas a la de la mayoría de líderes negros. Sostenía la necesidad de una segregación racial, demandando que los negros debían vivir en sus propios Estados, previamente cedidos por el gobierno de Washington, completamente separados de los blancos.

El ataque ocurrió en un salón de baile, ubicado en el sector noroeste de Manhattan, en la intersección de Broadway y Calle 166. Días antes había salvado de otro atentado. Su casa fue incendiada por desconocidos, pero él y su familia lograron salir ilesos. Como todo activista, por aquellos años no fue ignorado por el FBI, donde  tuvo un voluminoso expediente.

La Nación del Islam y Cassius Clay

La policía, a las pocas horas de consumarse el crimen, acordonó la vivienda de Elijah Muhammad, líder de la Nación del Islam, conocida también como los Musulmanes Negros, a quien los partidarios de Malcolm responsabilizaban del atentado. Las diferencias entre Malcolm y Elijah eran conocidas por toda la comunidad negra, sobre todo desde que Malcolm abandonó a los Musulmanes Negros en 1964.

Según informa El Comercio, el día 23 se habían provocado incendios en dos mezquitas del Movimiento Musulmán Negro como respuesta al asesinato de Malcolm X, y existía el temor que se atentara contra la vida del campeón mundial de los pesos pesados, Cassius Clay (Muhammad Alí), que era miembro prominente de este movimiento nacionalista.

En la actualidad, medio siglo después de la desaparición del joven líder afroamericano, la comunidad negra de Estados Unidos ha conquistado derechos en el papel y en los hechos, pero aún está distante de una igualdad total en muchos aspectos.

Por ejemplo, el candidato a la Presidencia, Barack Obama, reveló en 2007 que había más jóvenes negros en la cárcel que en la universidad. Pero también hay cambios positivos: En 2010 más de la mitad de los estudiantes negros que completaron la educación básica lograron graduarse en un instituto. Y el número de estudiantes negros con diploma universitario se había multiplicado por cinco en los últimos cuarenta años.

Por qué lo mataron

Malcolm X construyó su destino desde joven. Alimentó un discurso violento, pues pasó varios años en prisión por tráfico de drogas y robo. Allí buscó refugio en la religión, afiliándose a la Nación del Islam, movimiento liderado por Elijah Muhammad, que propugnaba una posición racista de superioridad negra. Convertido en predicador, su carisma y estilo directo caló en la sociedad afroamericana, que lo convirtió en su voz de protesta. Su popularidad creó anticuerpos en la organización religiosa, incluyendo el malestar del propio Elijah.

En un ambiente crispado, de celos y amenazas contra su vida, Malcolm abandona la Nación del Islam. Viaja por varios países árabes y reorienta su posición ideológica, fundando sobre nuevos conceptos el movimiento Organización de la Unidad Afro Americana. Había pasado un año desde su abandono de la Nación del Islam, pero las amenazas no habían cesado, por el contrario, su discurso encendido pero convocante, seguía inquietando al grupo de Elijah Muhammad. En ese contexto le sorprendió la muerte.

Foto: Archivo Histórico El Comercio