Liberia recuerda a profesionales de Cuba contra ébola

0
73

El personal sanitario cubano fue el primero en responder y acudir a los países del África occidental, ante la emergencia provocada por la epidemia del ébola y la única misión que brindó asistencia sanitaria directa a los enfermos.

En menos de dos semanas, más de cinco mil médicos y enfermeros de la Isla se ofrecieron de manera voluntaria ante el llamado de la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Naciones Unidas. De ellos, 500 recibieron adiestramiento, pero finalmente 256 viajaron a Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry.

‘La Brigada Internacional Henry Reeve demostró el carácter humanista y solidario de la medicina. Desde que el avión aterrizó el 22 de octubre de 2014, los profesionales de la salud devolvieron la calma a los liberianos, tras experimentar su peor pesadilla’, aseguró en exclusiva con Prensa Latina Mercedes Martínez Herrera, embajadora de Cuba en Liberia.

La diplomática reconoció que los habitantes del país africano recuerdan el humanismo, profesionalidad, capacidad y dedicación de los doctores y enfermeras de la brigada.

‘Aquí se les considera como diplomáticos de la medicina en el mundo. Si bien fue la nación donde más personas murieron, fue también la primera en ganar la lucha contra el ébola’, argumentó.

Martínez Herrera refirió las declaraciones de la expresidenta de Liberia Ellen Johnson-Sirleaf, quien agradeció la labor del personal cubano en los lugares más apartados de esa geografía, de difícil acceso y con mayores niveles de pobreza.

De igual manera, el entonces canciller de Liberia, Augustine Kpehe Ngafuan, señaló: ‘Cuando se cuente la historia de cómo logramos vencer esta enfermedad, un capítulo importante estará dedicado a Cuba y al papel de los médicos cubanos’.

Según la embajadora cada uno de los pobladores expresa un reconocimiento personal. ‘Ellos llevan en su mente la impronta de quienes controlaron la epidemia y eliminaron la transmisión del virus, y en sus corazones el afecto para quienes, compartieron el riesgo y expusieron sus vidas en la salvación de un pueblo (–)’-

La Brigada Henry Reeve que enfrentó el ébola en Liberia durante seis meses estuvo conformada por 53 miembros, entre ellos epidemiólogos, intensivistas, médicos generales, cirujanos, pediatras, enfermeros de cuidados intensivos y anestesistas.

Antes de la llegada de los médicos del archipiélago antillano, el país había registrado altas cifras de muertes, desde el origen del virus en diciembre de 2013. Su peor momento fue entre julio y octubre de 2014.

Cifras oficiales revelan que de los 10 mil 322 infectados por el virus, cuatro mil 608 fallecieron. Asimismo, del personal sanitario liberiano, 375 desarrollaron la enfermedad y 189 perdieron la vida. ‘El brote golpeó duramente las infraestructuras del país y destrozó su ya precario sistema de salud’, advirtió Mercedes Herrera.