Liberados todos los ciudadanos tunecinos retenidos por una milicia en Libia

0
400

Tunisiens, détenus par une coalition de milices en Libye Milicias afines al gobierno considerado rebelde y establecido en Trípoli liberaron al último grupo de ciudadanos tunecinos que retenían desde hace tres semanas, anunció hoy el ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

La cancillería tunecina no reveló, sin embargo, ni los detalles de la negociación ni la cifra final de ciudadanos que han recobrado la libertad.

A mediados de mes, la embajada de Túnez en Libia admitió que 172 ciudadanos de su país habían sido arrestados por una de las katibas que integran «Fayr Libya», una plataforma de milicias leales al Ejecutivo de Trípoli.

La razón de su detención es aún objeto de polémica: mientras fuentes libias aseguraban que se produjo en represalia por el arresto en Túnez de uno de los líderes milicianos, el ministerio tunecino de Exteriores afirmó que se trataba de un «procedimiento rutinario de identificación».

La semana pasada, un responsable del servicio de vigilancia de la inmigración irregular libio confirmó la liberación de 144 de ellos, en dos tandas de 42 y 102.

Y en declaraciones a Efe, confirmó la versión tunecina al asegurar que habían sido «retenidos para comprobar su documentación» y que se les ha ofrecido «la opción de quedarse en Libia o volver a su país».

Medios de prensa de ambos países insisten, sin embargo, en que el asunto está vinculado al destino de Walid al Qalib, el líder miliciano libio detenido en el aeropuerto de Túnez a su llegada de Turquía y puesto a disposición judicial por sus supuestos lazos con el yihadismo.

Su abogado, Wisem Said, reveló que Al Qalib, sobrino del ministro libio de Justicia, admitió ser líder de una de las katibas y tener contactos con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), aunque no aclaró de qué tipo.

Al Qalib negó los otros dos cargos que se le imputaban: tráfico de armas y encontrarse en Túnez para secuestrar a miembros del derrocado régimen dictatorial de Muamar Gadafi (1969-2011) exiliados en este país.

Túnez, que comparte frontera con Libia, es uno de los estados de la región más afectados por la guerra civil y el caos que este país padece desde la caída del régimen de Gadafi.

Desde hace meses, dos periodistas tunecinos están desaparecidos en Libia, al parecer en manos de grupos yihadistas como la rama local del EI.

Miles de ciudadanos libios viven en la actualidad en Túnez, la mayoría de ellos exiliados que huyeron de la guerra y la inseguridad, y cientos de ellos cruzan a diario la frontera en las dos direcciones para visitar a las familias, hacer trámites burocráticos o mantener sus negocios.

Además, cientos de tunecinos viajan a diario a Libia a través de una frontera cada vez más incontrolable y porosa.

En las últimas semanas, las autoridades libias anunciaron la detención de un supuesto alto responsable del EI en Libia, un hombre de nacionalidad tunecina.

Fuentes de los servicios secretos tunecinos admiten que muchos de los compatriotas que han regresado del combate en Siria e Irak -Túnez es el primer exportador mundial de yihadistas al EI con cerca e 3.000 voluntarios-, se han sumado a las filas de la rama libia, donde suelen asumir puestos de responsabilidad.