Lenguas nacionales angoleñas a la espera de un estatuto propio

0
156
Consagradas en la constitución solo como lenguas angoleñas, esos sistemas nacionales de comunicación verbal están hoy a la espera de un estatuto propio que les otorgue dignidad y reconocimiento.

La opinión anteriormente vertida es la del director general del Instituto de Lenguas Nacionales, José Pedro, a propósito del Día internacional del idioma materno, instituido en 1992 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Tal derecho (estatuto propio) solo lo tiene el portugués, pero ninguna otra forma nativa de hablar en Angola cuenta con esa distinción, aclaró el académico.

El referido título protegería y definiría, claramente, el papel que deben desempeñar en la sociedad.

Para el también docente universitario resulta necesario que la Asamblea Nacional apruebe una ley sobre lenguas nacionales.

Ya en 2011, recordó, la aprobó en la generalidad (primera de dos lecturas).

Con la aprobación del estatuto, puntualizó, será posible aumentar el número de lenguas nacionales con alfabeto, pues hasta el momento, de las varias decenas de habladas en el país, apenas seis disponen de ello.

‘Ese documento va a legalizar, desde el punto de vista jurídico, la utilización de nuestras lenguas en los tribunales, la administración pública y en varios sectores de la vida pública’, subrayó.

Lo que queremos, precisó, es crear un ambiente de igualdad entre todos los idiomas utilizados en Angola, precisó Pedro.

Tal como acontece en países como Sudáfrica, en Angola debería haber otras lenguas oficiales más allá del portugués, por ejemplo -mencionó- el kimbundu, umbundu y kikongo.

Las lenguas nacionales eran una tradición oral, pero con la creación del Instituto en 1979 se realizaron estudios científicos que han dotado a varias de estas de alfabetos y reglas de escritura.