La UE y Oxfam impulsan la pesca en Somalia, la más abundante de África

0
77

pesca en SomaliaLa Unión Europea (UE) y Oxfam han lanzado un programa de tres años para impulsar la producción pesquera artesanal en las regiones de Somalilandia y Puntlandia en Somalia, el país de mayor riqueza pesquera de África, informaron hoy en un comunicado conjunto.

Pese al potencial pesquero de este país del Cuerno de África, éste sigue siendo un sector poco desarrollado por la falta de experiencia de los pescadores para navegar mar adentro, la carencia de recursos y la ausencia de un marco legal.

Este proyecto promoverá la industria pesquera en Somalilandia (región del norte del país autoproclamada independiente en 1991) y la semiautónoma Puntlandia en todas sus fases, desde el procesado del producto a su comercialización y gestión costera, en el marco de un programa de inversiones europeas en Somalia de 5 millones de euros.

La actuación en Somalilandia se pondrá en marcha, a partir de hoy, por Oxfam y la agencia local Havoyoco, en colaboración con las autoridades somalíes.

“Hay un potencial pesquero enorme que podría traer importantes beneficios a la costa”, explicó la enviada especial de la UE a Somalia, Michele Cervone d’Urso.

La representante comunitaria explicó que el desarrollo de una industria pesquera permitirá alimentar a las familias de la costa somalí, crear puestos de trabajo, animar la exportación y, en definitiva, crear una fuente de beneficios para los somalís.

“A largo plazo, este programa servirá para mejorar la capacidad de adaptación de las comunidades locales”, aseguró el director de Oxfam en Somalia, Enzo Vecchio.

 Somalilandia tiene 850 kilómetros de costa que bordean el Golfo de Adén y el Oceáno Índico.

Pese a sus enormes recursos pesqueros, Somalia padeció una hambruna terrible entre 2010 y 2012, con cerca de la mitad de su población -unos 3,7 millones de personas- afectada.

Este país del Cuerno de África vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando el dictador Mohamed Siad Barré fue derrocado.

El país quedó entonces sin un gobierno efectivo y se encuentra a merced de milicias radicales islámicas, de señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y de bandas de delincuentes armados.