La Policía ha matado a varios manifestantes según la oposición de Etiopía

0
562

EthipiaAl menos 33 personas han muerto por disparos realizados por agentes antidisturbios de la Policía contra las manifestaciones antigubernamentales celebradas este fin de semana en la región de Oromiya, en el centro de Etiopía, según ha denunciado un partido opositor.

Las manifestaciones, convocadas en protesta por los planes del Gobierno de confiscar unos terrenos para incorporarlos a la región de Adis Abeba, fueron reprimidas por la Policía con gases lacrimógenos después de que los manifestantes bloquearan varias carreteras en algunas localidades de la vasta región de Oromiya. Las protestas fueron convocadas por un movimiento surgido en las redes sociales, a pesar de que las autoridades habían impuesto un bloqueo general de Internet.

El malestar social se mantiene en Oromiya desde comienzos de años, cuando los ciudadanos comenzaron a mostrarse molestos por los planes del Gobierno de confiscar algunos terrenos para sumarlos a la región que rodea la capital del país.

Las autoridades decidieron en enero descartar los planes de reasignación de los terrenos pero las manifestaciones han resurgido por la sucesión de detenciones de manifestantes opositores descontentos con el Gobierno. En las marchas del fin de semana, los manifestantes corearon lemas contra el Ejecutivo y exhibieron banderas opositoras, además de reclamar la liberación de los opositores detenidos.

«Hasta ahora, hemos completado una lista con 33 manifestantes muertos a manos de las fuerzas de seguridad, tanto de policías como de militares, pero estoy muy seguro de que la lista crecerá», ha explicado el vicepresidente del partido opositor Congreso Federalista de Oromo, Mulatu Gemechu, en declaraciones a Reuters.

Las muertes se registraron en al menos diez localidades de Oromiya, incluidas Ambo, Dembi Dolo y Nekemt, en las que ya había habido manifestantes contra el Ejecutivo en anteriores ocasiones. «También han resultado heridas 26 personas y hay detenidos», ha relatado Mulatu, que ha precisado que entre los arrestados figuran tres miembros de su formación.

La agencia de noticias ENA ha informado de que las manifestaciones son «ilegales» y que están protagonizadas por «fuerzas antipaz», sin aportar detalles sobre víctimas o heridos. Oromiya es la segunda región que se ve afectada por las manifestaciones en los últimos días.

En Amhara, al menos dos personas murieron en la ciudad de Gonder en enfrentamientos por un territorio en disputa. En las últimas dos décadas, las tensiones se han mantenido en relación al estatus del distrito de Wolkayt, un tramo de territorio que los manifestantes de Amhara denuncia que fue incorporado ilegalmente a la vecina región de Tigray, en el norte del país.