La echan de casa por salir con un negro

0
1366

Stephanie HicksParece mentira que sea en pleno siglo XXI que estas historias tengan que ser contadas, pero sí, esta historia ha ocurrido, y justo al lado de nuestras fronteras. Stephanie Hicks, una joven francesa, se ha encontrado con el chantaje más cruel de su vida y se lo ha dado su propio padre.

El padre de Hicks no acepta que su hija esté saliendo con un joven de ascendencia africana. El color de piel del novio de su hija es intolerable para el padre y mucho más inaceptable es que sea su propia hija quien tenga una relación «interracial». Por ello, el progenitor decidió mandar una carta a Stephanie Hicks y dejarle clara su postura y obligarla a tomar una drástica decisión:

«Durante los últimos años has dado la vuelta a todo lo que hemos intentado inculcarte desde tu infancia. No tienes respeto moral, has perdido el sentido de la honradez. Intenté aceptarlo pero no es humano, tomo decisiones por cuenta así que sabes que nunca lo aceptaré ni perdonaré. Las relaciones interraciales son despreciables. Vulgares y reprochables. No hay nada peor que un medio negro, y el amor de mi hija lo es entero. Una relación asquerosa.»

 Y continúa: «Los errores se pueden perdonar, pero tienes que ser cuidadosa y consciente del estilo de vida nauseabundo que se escoge, yo no lo voy a tolerar. Tienes una oportunidad final: O terminas tu relación con ‘Nike’, o tendrás que enfrentarte a las consecuencias. Si escoges a ese chico negro sobre tus padres, entonces recoge tus cosas y vete de mi casa. Borra mi información de tu teléfono, y no intentes contactar conmigo nunca en el resto de tu vida. Cambia tu nombre tan pronto como puedas porque no quiero tener ningún vínculo contigo».

El padre, incluso pide a Stephanie que cambie sus apellidos si elige irse con su novio. Se trata del mayor rechazo que un padre puede hacerle a una hija. Hicks eligió lo que su corazón le mandaba y su novio, muy enfadado por la actitud de su suegro, decidió publicar en Twitter la carta que el hombre había enviado a su hija.

Ahora, Stephanie Hicks está desterrada de su hogar, pero tiene a mucha gente que le apoya en la vida y a un novio que la quiere con locura. La pareja suele compartir fotos de su amor en las redes sociales. Los padres de Stephanie cerraron las puertas a su hija, pero tal vez a la chica se le hayan abierto muchas más.