Ignacio Ayau Kaigama denuncia la «imposición» del laicismo extranjero en África

0
318

Ignacio Ayau Kaigama“No hay que ser absorbidos por las imposiciones despóticas de algunos gobiernos u ONGs que desean dictar tendencias morales en el mundo basándose en sus valores morales laicistas”, ha afirmado Ignacio Ayau Kaigama, arzobispo de Jos y Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria, en su discurso de apertura del Seminario de trabajo de los médicos y enfermeras católicos.

El seminario titulado “La práctica de la atención sanitaria y la enseñanza social de la Iglesia Católica”, se ha celebrado en el Centro Pastoral de Jos.

El arzobispo Kaigama ha subrayado que las críticas a la postura de la Iglesia católica sobre las cuestiones relativas a la defensa de la vida y la moral sexual derivan de posiciones de prejuicio, resultado de la falta de conocimiento de las enseñanzas católicas.

“La Iglesia católica es juzgada a menudo por personas que no les interesa conocer en lo que realmente creen los católicos. Los prejuicios que se transmiten de una generación a otra han cegado a los críticos de la Iglesia Católica, por lo que muchos de ellos no son capaces de ser objetivos acerca de las tradiciones y las creencias de los católicos”.

Occidente se impone con dinero, no con razones
El arzobispo añade que “en África, cuando se trata de control de la población, el uso del condón, la homosexualidad, etc., a veces, las posiciones occidentales se imponen a la fuerza a los africanos a través de incentivos financieros. Los africanos no deben ser imitadores, creyendo que todo lo que venga de Occidente es lo justo”.

“Sin un discernimiento cultural o intelectual – añade Kaigama – corremos el riesgo de perder nuestros valores y de no ser ni africanos, ni occidentales”.

“Debemos permanecer fieles a nuestra herencia religiosa, aun cuando una parte de los que han introducido el cristianismo se hayan convertido en críticos vehementes y algunos albergan un odio patológico contra las directivas o evaluaciones morales de la Iglesia”, concluye el Arzobispo de Jos, hablando ante médicos, enfermeras y agentes de pastoral y atención sanitaria.

Nigeria tiene unos 170 millones de habitantes, de los que unos 20 millones son cristianos católicos, otros 60 millones son cristianos protestantes y el resto son musulmanes.