Gobierno de Kenya legaliza la poligamia masculina

0
412

Uhuru KenyattaEl presidente keniano, Uhuru Kenyatta, legalizó la poligamia masculina en el país y privó a las mujeres de interferir en sus relaciones con la nueva esposa.

El jefe de Estado firmó una ley que instituye el derecho de los hombres a casarse con el número de mujeres que quieran, sin que sus anteriores esposas puedan presentar recurso alguno para oponerse ni decidir sobre vínculos entre el nuevo matrimonio.

La nueva ley, que considera al matrimonio como enlace voluntario entre un hombre y una mujer «ya sea en unión monógama o polígama», tuvo fuerte oposición de las asociaciones femeninas en su tramitación parlamentaria el mes pasado antes de llegar al Presidente.

Bajo el nombre de Ley Matrimonial, la nueva legislación, que exonera a los hombres de consultar a sus esposas antes de traer una nueva mujer a su hogar, fue aprobada por el Parlamento el pasado 20 de marzo.

La poligamia masculina era una práctica frecuente en Kenia, pero no estaba hasta este momento reconocida como unión civil válida en los tribunales al contraponerse a la Constitución nacional.

También existía una cláusula, mantenida en el borrador de la ley, que permitía a las esposas vetar la elección del marido sobre sus nuevas esposas, pero resultó eliminada en la votación por la aplastante mayoría de los parlamentarios hombres ante las mujeres.

Las diputadas caracterizaron de injusta la enmienda legal y abandonaron la Cámara indignadas.

La parlamentaria Regina Nthambi y otras de sus colegas argumentaron que esta norma perjudicará a las mujeres, pero fueron ignoradas por los legisladores masculinos.

Samuel Chepkongia, director de la comisión parlamentaria de Justicia y Asuntos Legales, alegó que cuando una mujer se casa bajo una norma consuetudinaria debe entender que el matrimonio está abierto a la poligamia.

«Ahora cuando un hombre llegue a casa con una mujer, se entenderá que es la segunda o tercera esposa. Las anteriores con que te casas no necesitan saber cuándo vas a traer a casa a otra. Cualquiera de ellas es también tu mujer, subrayó el parlamentario.