Investigan en Sudáfrica denuncias de esterilizaciones forzadas

0
121

La Comisión de Género de Sudáfrica anunció que investigó denuncias de esterilizaciones forzadas de mujeres portadoras del VIH en centro de salud de este país, que calificaron de flagrante violación de los derechos humanos.

Esas alertas fueron dadas a conocer, entre otras, por organizaciones de la sociedad civil, juristas y defensoras del derecho de reproducción de portadoras del VIH, las cuales presentaron las quejas de 48 mujeres con la documentación de cada uno de esos casos.

A juicio de expertos internacionales, las esterilizaciones forzadas ocurren a nivel mundial debido a mala información y muchas veces las víctimas son mujeres discapacitadas, portadoras del VIH, pertenecientes a comunidades indígenas o a minorías étnicas y a grupos que viven en la pobreza.

Portavoces de la Comisión de Género señalaron que la investigación de esas denuncias contó con la participación del Departamento Nacional de Salud y que se promoverán reformas judiciales para proteger a las potenciales víctimas y en especial a aquellas contaminadas con el VIH.

Agregaron que se realizaron visitas a hospital en las provincias de Gauteng y KwaZulu Natal (KZN) y se constató que muchas de las perjudicadas sufren depresión desde que conocieron que nunca podrán tener hijos.

La mayoría de ellas, dijeron, son residentes de KZN, y dieron a conocer que fueron abandonadas por sus parejas cuando se conoció que eran estériles.

Subrayaron que las leyes de Sudáfrica dejan bien claro que la esterilización no puede realizarse sin consentimiento ni bajo coacción y que acciones en ese sentido están prohibidas por legislaciones nacionales e internacionales.

Al respecto dieron a conocer que muchas de las demandantes fueron forzadas por profesionales de salud a firmar planillas para autorizar la esterilización, mientras otras denunciaron haber sido humilladas antes de ser obligadas a aceptarlas.

Entre esos casos revelan es de una de las víctimas, quien preguntó a la enfermera por qué debía firmar esos documentos. La respuesta, apuntan, fue que ‘ustedes la gente del VIH no preguntan en el momento de concebir hijos’.

Portavoces de este grupo anunciaron que entregarán sus conclusiones al Consejo de Profesionales de la Salud de Sudáfrica y al Consejo de Enfermeros para que puedan investigar la conducta y comportamiento de quienes estuvieron implicados en estos casos, organismos que tendrán tres meses para informar sobre las acciones tomadas.

La Comisión de Género expresó profunda preocupación por el resultado de sus pesquisas y sus implicaciones en la sociedad sudafricana.