Estudio advierte del aumento de la contaminación lumínica en el mundo

0
434
La iluminación artificial ha provocado un aumento significativo de la contaminación lumínica alrededor del mundo, advirtió hoy un estudio del Centro Alemán de Investigación de Geociencias.
Según su autor principal, el científico Christopher Kyba, la polución se incrementó tanto en cantidad como brillo.

Para la investigación, el equipo utilizó el primer radiómetro satelital calibrado para luces nocturnas, que puede detectar el resplandor.

La indagación develó que algunas regiones del orbe evidenciaron un aumento constante de dicho problema acompañado del desarrollo económico, pero las naciones más desarrolladas que se pensaba estaban ahorrando energía con las nuevas fuentes tipo LED no mostraron un declive aparente.

A nivel global, hubo un impulso hacia fuentes de luz más eficientes en los planos energético y económico, como los LED, sin embargo, esto generó un aumento alarmante de la contaminación lumínica, advirtió el texto.

El trabajo reveló que la iluminación artificial exterior de la Tierra aumentó en un 2,2 por ciento cada año entre 2012 y 2016.

Para Kyba, los resultados del estudio son sorprendentes, particularmente por los registros en países ricos y bien iluminados como Estados Unidos.

‘Al pasar de una lámpara de sodio a una LED, se observa una disminución en la cantidad total de luz que puede ver el satélite, pero en el país norteño el radiómetro detectó una cantidad constante de luz’, indicó.

Agregó que en otros países desarrollados que ya son muy brillantes, el quipo notó un aumento en la cantidad total de luz, pese a que muchas ciudades parecen estar ‘oscureciendo’ al cambiar a LED.

El estudio también observó un crecimiento constante de la iluminación en América del Sur, África y Asia, con algunas excepciones en regiones como Yemen y Siria, que mostraron una reducción debido al conflicto y la guerra, añadió el experto.

La investigación concluyó que un aumento constante en el uso de luces de bajo consumo baratas y de fácil acceso resultará en una contaminación lumínica aún mayor y una reducción de los ciclos de luz diurnos y nocturnos en las áreas que aún los experimentan.