El premio Mo Ibrahim al liderazgo africano queda desierto

0
373

Mo IbrahimEl premio, otorgado por primera vez en 2006, fue establecido por el empresario sudanés Mo Ibrahim para resaltar el papel y el trabajo desempeñado por los jefes de Estado más democráticos de África para paliar la pobreza y fomentar el desarrollo.

Los premiados deben haber sido elegidos democráticamente y haber abandonado el cargo en los últimos tres años, cumpliendo con el límite de mandatos tal y como estipula la Constitución. Sin embargo, el comité, formado por siete miembros, no ha nombrado este año ningún ganador del Ibrahim 2015, según ha informado la fundación en un comunicado.

Desde la primera edición, el premio sólo ha sido otorgado en cuatro ocasiones: al mozambiqueño Joaquim Alberto Chissano, al botsuano Festus Gontebanye Mogae, al caboverdiano Pedro de Verano Rodrigues Pires y al namibio Hifikepunye Pohamba. En 2007, Nelson Mandela obtuvo el premio honorífico.

«Cuando establecimos el premio hace diez años pusimos deliberadamente el listón muy alto», ha indicado el presidente de la fundación, Mo Ibrahim. «Queremos que el premio refleje el mejor de los liderazgos y que fije un modelo a seguir para la sociedad. Además, sirve de apoyo para que los premiados continúen trabajando y compartiendo su sabiduría y experiencia», ha añadido.

A pesar de que la celebración de elecciones se ha normalizado en un continente antes conocido por la inestabilidad política y los golpes de estado, algunos líderes siguen permaneciendo en el poder de forma indefinida una vez sus mandatos han terminado, presionando para llevar a cabo cambios constitucionales que les permitan perpetuarse en el poder.

El ganador del premio Ibrahim recibe 5 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros) durante diez años, 200.000 dólares al año pasada esa década y puede solicitar otros 200.000 dólares al año para obras benéficas que apoye.