El fiscal pide un mínimo de 10 años de cárcel para Pistorius

0
453

Oscar PistoriusEl fiscal pidió que el atleta sudafricano Oscar Pistorius, declarado culpable de homicidio por matar a tiros a su novia, la modelo Reeva Steenkamps, sea condenado a una pena mínima de 10 años de cárcel por el Tribunal Superior de Pretoria.

El ministerio público realizó esta petición durante el quinto día de vistas sobre la sentencia al corredor, que se enfrenta a penas que pueden ir desde una sentencia suspendida que el condenado cumpla bajo libertad vigilada hasta un máximo de 15 años de cárcel.

Pistorius mató a tiros a la que entonces era su novia, Reeva Steenkamp, a través de la puerta del baño de la habitación que compartían en la casa del corredor en Pretoria, la madrugada del 14 de febrero del año pasado.

El fiscal del caso, Gerrie Nel, solicitó que la jueza del caso dicte una sentencia efectiva de 10 años de cárcel, más una suspendida de otros cinco, que Pistorius cumpliría en libertad vigilada.

Nel enfatizó hoy que, aunque Pistorius no pudiera prever que provocaría una muerte, disparó «deliberadamente» el arma, por lo que el caso no puede considerarse un mero accidente y debe aplicársele la pena más dura contemplada para delitos de homicidio.

Trabajadores sociales llamados a declarar por la defensa esta semana también pidieron que Pistorius no ingrese en la cárcel, al asegurar que las prisiones sudafricanas no están preparadas para acoger a personas discapacitadas como el propio velocista, que tiene las dos piernas amputadas desde que tenía once meses por un problema genético.

Al respecto, el fiscal destacó que «Pistorius se ha desenvuelto extremadamente bien en la vida» pese a su discapacidad, y rechazó que ésta sea un motivo para que evite la cárcel.

El fiscal aseguró que el arresto domiciliario que ha propuesto la defensa es, de hecho, lo que Pistorius «ya hace cada día» en la lujosa mansión de Pretoria en la que vive con su familia.

Además, en su argumentación consideró que no condenar a una pena de cárcel al velocista dañaría gravemente la confianza de la sociedad en la justicia.

A la hora de condenarle por homicidio, la jueza Thokozile Masipa aceptó la versión del atleta, según la cual disparó al confundir a su novia con un intruso, y consideró que el acusado no podía prever la muerte de la persona que se hallaba en el retrete.

Pistorius fue hallado también culpable de un cargo de uso negligente de armas por disparar por error una pistola en un restaurante, delito que también será reflejado en la sentencia.

El juicio al velocista comenzó el pasado 3 de marzo en el Tribunal Superior de Pretoria y ha despertado una enorme expectación mediática.

La defensa pide el arresto domiciliario

La defensa del atleta sudafricano Oscar Pistorius pidió, por su parte a la jueza del Tribunal Superior de Pretoria, que el deportista sea sentenciado a una pena de arresto domiciliario y trabajos sociales en lugar de ir a prisión.

El abogado de Pistorius, Barry Roux, formuló su petición de pena en elquinto día de vistas para dictaminar la sentencia del velocista, que será decidida por la jueza Thokozile Masipa tras escuchar los argumentos del fiscal.

Después de haber sido declarado culpable del homicidio de la modelo Reeva Steenkamp, el corredor puede ser condenado a un abanico de penas que van desde una sentencia suspendida, que cumpliría en libertad vigilada, a un máximo de 15 años de cárcel, según contempla la ley sudafricana para este tipo de delito.

Roux argumentó que el atleta ya ha sido castigado desde que ocurrió el crimen, en febrero de 2013, con la acusación «sin fundamento» de laFiscalía, que sostenía que Pistorius mató de forma premeditada a Steenkamp.

Además, el letrado explicó que su cliente debe llevar a cuestas para siempre las consecuencias de quitarle la vida a su novia.

«Nunca será absuelto del dolor«, dijo Roux, quien agregó que, además, Pistorius lleva consigo «el agravante de la culpa».

La defensa apeló también al concepto africano de «ubuntu» o humanidad dentro de la sociedad, según el cual el corredor debería ser condenado a una pena que evite la venganza y haga justicia a la vez que repercuta en el bien de la comunidad.