Egipto mantiene cierre de grandes mercados informales por pandemia

0
145
FotoPL: Adalys Pilar

A fin de contener la propagación del SARS-CoV-2, la gobernación del populoso Cairo mantiene la prohibición de cierre para los mercados informales habitualmente distribuidos por céntricas zonas de la capital, reseñó hoy la prensa local.

Según estimados en el área trabajan por lo general alrededor de 40 mil vendedores ambulantes, muchos de ellos concentrados en sitios como El-Mousky y Attaba, conocidos por el expendio de todo tipo de mercancías a precios más bajos en comparación con las tiendas establecidas de manera legal.

La aglomeración de personas en los espacios dedicados al comercio constituye uno de los factores de riesgo para la diseminación del virus, advirtieron esta semana representantes de la Organización Mundial de la Salud al analizar la situación epidemiológica en Egipto.

De acuerdo con el último balance de las autoridades sanitarias, la cantidad de infectados por el nuevo coronavirus subió a dos mil 350, cifra acumulativa de febrero a la fecha, de ellos 178 fallecieron y 514 lograron recuperarse de la letal neumonía.

La megalópolis cairota es famosa igualmente por sus centenarios zocos, entre los que sobresale Jan El Jalili, uno de los más visitados de Oriente Medio, el cual agrupa a 900 puntos de venta con alfombras, lámparas, joyas de oro, plata y piedras preciosas, atuendos típicos, especias, papiros, estatuas de faraones, fragancias del mundo árabe y la antiguedad.

De conjunto con la gobernación, la policía supervisa el cumplimiento de la medida de cierre en el centro capitalino y en las últimas horas realizó redadas ante la negativa de algunos mercaderes que viven del ‘día a día’ para desalojar el lugar, afirmó el periódico Ahram, el de mayor circulación.

La higienización de tales sitios es otra de las estrategias puestas en práctica, añadió la misma fuente.

El gobierno egipcio puso en cuarentena a aldeas de varias provincias, suspendió los vuelos internacionales, cerró colegios, universidades, iglesias, mezquitas, clubes deportivos, museos, parajes arqueológicos e instalaciones turísticas.

El Ministerio de Dotaciones, que rige asuntos islámicos, prohibió todos los festejos vinculados a la época de ramadán, que comenzará el venidero 23 de abril, y exhortó a los musulmanes a orar en la intimidad del hogar.

Desde hace más de dos semanas impera un toque de queda nocturno en el territorio nacional. Pese al incremento sostenido de los infectados, las autoridades sanitarias consideran bajos los registros al compararlos con los de otros países y con la población del gigante árabe, la cual supera los 100 millones de habitantes.

El presidente Abdel Fattah El-Sisi descartó de momento la instauración de un confinamiento completo, aunque llamó a reforzar las medidas preventivas.

Desde el sábado pasado efectivos del ejército distribuyen mascarillas o barbijos de forma gratuita en avenidas, plazas, el metro y el ferrocarril.