Rechazan autoridades sudafricanas propuestas de armar a sus maestros

0
61

Las autoridades sudafricanas rechazaron hoy propuestas de armar a sus maestros para enfrentar la violencia en las aulas y las calificaron de irresponsables, imprudentes y peligrosas.

Al objetar esas propuestas presentadas por los sindicatos de maestros, el Departamento (ministerio) de Educación Básica apunta en un comunicado que una acción en ese sentido solo escalaría la violencia que ya causa gran consternación entre el profesorado 

El Departamento expresa su gran preocupación por la creciente violencia que involucra a alumnos y maestros, sobre todo en las cercanías de las escuelas, que ha provocado muertos, heridos y penas carcelarias para los perpetradores.

Luego de condenar severamente cualquier forma de violencia, los responsables de Educación señalan que muchos de esos hechos están vinculados con rivalidades entre bandas que terminan con la innecesaria pérdida de vidas y que su accionar en las escuelas causa traumas emocionales y trastornos en el ambiente de aprendizaje y enseñanza.

En ese sentido, la nota confirma que más de 18 mil escuelas sudafricanas están vinculadas a estaciones de policías ubicadas en sus cercanías gracias a un acuerdo que incluye visitas sin anunciar y charlas sobre los peligros del crimen y la violencia y cómo puede comenzar con el abuso en los centros educacionales.

Además de la enseñanza en la asignatura Orientación de autodisciplina, responsabilidad, respeto por sí mismos y por otros, entre las herramientas importantes para la cotidianidad, este ministerio estableció una asociación con el Departamento de Deportes y Recreación mediante el cual dos mil 500 centros han recibido equipamiento para la práctica deportiva.

En su comunicado el Departamento de Educación Básica dio a conocer un código de conducta para los alumnos, y destaca el papel que deben desempeñar la dirección de las escuelas, los padres y la comunidad para combatir estos hechos.

Subraya también que la prevención del delito y la enseñanza de valores positivos y morales requieren de un esfuerzo conjunto con participación de los padres y las comunidades.