Por primera vez, celebran en ONU el Día Internacional de la Educación

0
359

Por primera vez, la ONU celebró el Día Internacional de la Educación con un llamado a un mayor compromiso político en ese sector, considerado fuerza impulsora para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Con motivo de la fecha, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, catalogó a la educación como ‘una fuerza para la dignidad, la oportunidad y la paz’.

Por medio de su cuenta oficial en Twitter, recordó que mucho antes de servir en Naciones Unidas o de ocupar un cargo público en Portugal, fue profesor en los barrios humildes de Lisboa.

La sede de la ONU en Nueva York acogerá este jueves un evento para llamar la atención sobre los escasos progresos encaminados a lograr el Objetivo 4 de los ODS: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje.

De acuerdo con la organización multilateral, una educación de calidad es la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible.

El Día Internacional de la Educación fue proclamado por la Asamblea General de la ONU, en diciembre pasado, en una resolución en la cual los Estados miembros reconocieron el papel fundamental de la educación para construir sociedades más resilientes, inclusivas y pacíficas.

Pero -según datos de la ONU- 262 millones de menores de edad y jóvenes no asisten a la escuela, y más de la mitad de los niños y adolescentes del mundo no alcanzan un nivel mínimo de competencia en lectura y matemáticas.

En los países de bajos ingresos, los niños y jóvenes pobres tienen más de dos veces menos de probabilidades de completar la escuela primaria que los ricos, indican datos publicados por el Instituto de Estadísticas de la Unesco y el Informe de Seguimiento de la Educación Mundial.

Además, los niños en áreas rurales tienen más del doble de probabilidades de no asistir a la escuela que los niños que viven en áreas urbanas. Mientras solo el dos por ciento de las niñas más pobres en países de bajos ingresos completan la escuela secundaria superior.

Esos datos resaltan la necesidad de medidas urgentes para reducir las desigualdades y colocar a la educación entre las prioridades de los países del mundo.