Dos activistas que investigan la tala ilegal de árboles expulsado de RDC

0
594

Selva congolenaRepública Democrática del Congo ha expulsado a dos activistas de la organización humanitaria Global Witness que estaban realizando una investigación sobre la tala de árboles en la selva del país, según ha declarado el Gobierno congoleño en un comunicado.

Las autoridades congoleñas han acusado a los trabajadores de Global Witness de incitar a la violencia a una pequeña comunidad residente cerca de un área de tala, algo que los dirigentes de la organización londinense han negado por completo.

«Un comportamiento de ese estilo pondría a nuestro país en peligro y supondría un riesgo para la paz, que es muy importante para nosotros», ha declarado el ministro de Medio Ambiente de RDC, Robert Bopolo, durante una comparecencia en la que ha anunciado que expulsaba del país a los investigadores, un francés y un canadiense.

El año pasado, Global Witness denunció que las principales compañías madereras del país estaban talando árboles de forma ilegal en la cuenca del Congo, donde está localizada la segunda selva tropical más grande del mundo, que se encuentra protegida. En abril, el Gobierno de RDC firmó un contrato de 200 millones de dólares con varios contribuyentes internacionales a cambio de luchar contra la deforestación y reducir sus emisiones de dióxido de carbono.

«Las acusaciones que se nos han impuesto son completamente falsas», ha declarado Alexandra Pardal, de Global Witness. «Se trataba de una misión rutinaria, en la que nos encontrábamos con las comunidades que viven en el límite con la selva para comprobar si los beneficios que les prometieron las compañías madereras se han materializado», ha añadido.