Amenazas globales en ascenso por uso irracional de materias primas

0
439

Panel Internacional de RecursosLa cantidad de materias primas extraídas de la Tierra triplicó su monto en las últimas cuatro décadas, por patrones de consumo insostenibles que generan mayores amenazas económicas y ambientales, indicó el Pnuma.

Como promedio los países de mayor riqueza consumen 10 veces más que las naciones pobres, señaló el Panel Internacional de Recursos (IRP por sus siglas en inglés), auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, (Pnuma).

A escala mundial, la cantidad de materias primas extraídas pasó de 22 mil millones de toneladas en 1970 a 70 mil millones de toneladas en 2010, ilustró el reporte.

«Si el mundo continúa proporcionando vivienda, movilidad, alimentación, energía y agua de la misma manera que en la actualidad, para el año 2050 los nueve mil millones de personas del planeta necesitarán 180 mil millones de toneladas de materiales cada año para satisfacer la demanda», alertó el estudio.

Ello equivale a casi tres veces el monto actual y probablemente elevará la acidificación y la eutrofización de los suelos y aguas de todo el globo terráqueo, aumentará la erosión del suelo y producirá mayores cantidades de residuos y contaminación, añadió el TRP.

«La tasa alarmante a la que actualmente se están extrayendo materiales ya está teniendo un impacto grave en la salud humana y la calidad de vida de las personas», señaló Alicia Bárcena, copresidenta del IRP.

«Debemos enfrentar urgentemente este problema, antes de que agotemos de forma irreversible los recursos que impulsan a nuestras economías y sacan a las personas de la pobreza», consideró.

Desde el año 2000 el uso de materiales se ha acelerado rápidamente a medida que las economías emergentes como China experimentan transformaciones industriales y urbanas que requieren cantidades sin precedentes de hierro, acero, cemento, energía y materiales de construcción, reseñó la fuente.

Sin embargo, en términos de eficiencia hay pocas mejoras desde 1990; actualmente, la economía mundial demanda más materiales por unidad del Producto Interno Bruto de las que requería a principios de siglo.

Desacoplar el uso cada vez mayor de materiales al crecimiento económico es el «imperativo de la política ambiental moderna y es esencial para la prosperidad de la sociedad humana y un entorno natural saludable», afirmó el IRP.

Sin embargo, no basta con aumentar la eficiencia en el uso de los materiales; al reducir los costos, la mayor eficiencia permitirá un mayor crecimiento económico, pero podría obstaculizar los esfuerzos por reducir la demanda global de materiales, evaluaron los expertos.

El Panel recomienda poner un precio a las materias primas desde la fase inicial, «con el fin de que reflejen los costos sociales y ambientales de la extracción».