Congo dejará de recibir ayuda financiera para alimentación

0
912

PMALa República Democrática del Congo dejará de recibir o verá limitada la ayuda financiera del Programa Mundial de Alimentos (PMA), lo cual afectará severamente la seguridad alimentaria de su población, en particular a los desplazados.

Esa agencia de Naciones Unidas informó que apenas cuenta con la cuarta parte de los 478 millones de dólares que necesita para continuar sus acciones humanitarias en ese país africano, iniciadas en julio de este año hasta diciembre de 2015.

La vocera del PMA, Elizabeth Byrds, afirmó que urgen 75 millones de dólares para desarrollar en los próximos seis meses esa asistencia en la República Democrática del Congo, donde seis de cada 10 familias en las regiones afectadas por las revueltas padecen de inseguridad alimentaria, el doble que hace dos años.

Según cálculos del PMA unos 500 mil desplazados serán afectados por esta reducción en el presupuesto, de los cuales 300 mil se concentran en la región de Kibu Norte, donde reciben medias raciones de comida desde hace seis meses.

A ello se suma que uno de cada 10 niños sufre de desnutrición aguda y 6,3 millones de personas se enfrentan al hambre.

Esa nación africana lleva 20 años desgarrada por un conflicto que ha perturbado a millones de personas, lo que se resume en una gran crisis humanitaria con más de cinco millones de muertos, millones más al borde de la inanición y víctimas de enfermedades.

Es potencialmente uno de los países más ricos de la Tierra, pero el colonialismo, la esclavitud y la corrupción lo condenaron a ser uno de los más pobres, de ahí que la ayuda internacional es una constante para su población. Actualmente el PMA desarrolla un proyecto para alimentar a 180 mil niños, mujeres embarazadas y con hijos lactantes que corre el peligro de paralizarse por la falta de fondos.

Por tales razones la estrategia es priorizar la asistencia a los más vulnerables: menores, discapacitados, enfermos y ancianos.

También a principios de este año la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU lanzó un plan de 892,6 millones de dólares para las crecientes necesidades de 3,9 millones de personas en todo el país afectadas por la inseguridad alimentaria, el conflicto y las enfermedades.

Esa institución consideró entonces que los fondos facilitarían ayuda alimentaria básica, refugio, protección y programas de agua y saneamiento con el fin de evitar enfermedades como el cólera y el sarampión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here