Casi una veintena de mineros siguen atrapados dentro de una mina sudafricana

0
531

Mineros sudafricaDiecinueve mineros que trabajaban de forma ilegal continúan atrapados bajo tierra en una antigua mina de oro abandonada al este de Johannesburgo, informaron hoy los equipos de rescate.

«Es imposible pensar que podía haber unas 300 personas bajo tierra»,dijo a la radio pública sudafricana SABC el portavoz de los equipos de emergencias, Rogers Mamaila, quien aseguró que son 19 los mineros que siguen sepultados en el yacimiento de Benoni, en el East Rand de la capital económica de Sudáfrica.

Por otra parte, la Policía anunció hoy que los once mineros rescatados ayer de la explotación serán acusados de explotar la mina de manera ilegal y deberán comparecer mañana ante el juez. «Comparecerán en el Tribunal de la Magistratura de Benoni para responder por cargos de practicarminería ilegal», declaró el portavoz policial Katlego Mogale, citado por la agencia de noticias sudafricana Sapa.

Los once trabajadores están bajo custodia policial desde que fueran rescatados ayer sanos y salvos de la mina, en la que en un principio se pensaba que podía haber más de 200 mineros atrapados. Tras llevar al grupo hasta la superficie, los equipos de emergencia interrumpieron sus trabajos al negarse a ser rescatados el resto de los mineros sepultados, que temían su arresto una vez fuera de la explotación.

Los operarios de rescate aseguraron que no volverían a la mina hasta que los mineros -entre los que no hay heridos de consideración- estén dispuestos a ser evacuados, debido a los peligros de bajar al subsuelo. Agentes de Policía y empleados de empresas de seguridad privada permanecieron en la mina cerca de los atrapados.

Los mineros fueron encontrados el domingo, cuando un equipo de emergencias que circulaba por los alrededores de la mina abandonadaescuchó gritos procedentes del pozo. Los mineros que se encuentran más próximos a la superficie habían informado de que en total había unas 200 personas atrapadas.

La explotación no regulada de minas aparentemente abandonadas es un fenómeno habitual en Sudáfrica y en todo el continente africano. El valor del oro extraído de las minas ilegales en Sudáfrica supera cada año los 400 millones de euros, que nutren una red mafiosa nacional e internacional.

Hace apenas diez días, ocho mineros perdieron la vida en una explotación de Doornkop, al suroeste de Johannesburgo, tras haber quedado atrapados dos días en su subsuelo.