Cambio climático sigue tendencia negativa, vuelven las alarmas

0
354
cop22marraquech1Mientras los terremotos políticos mantienen en vilo a muchos países en el mundo, el cambio climático sigue su tendencia negativa, con las alarmas nuevamente disparadas.

La entrada formal de los Acuerdos de París para el Cambio Climático tuvo su ceremonia simbólica el viernes, pero la arrancada de la Cumbre COP22 en la urbe turística marroquí de Marrakech sirvió para repasar la gravedad del asunto.

La realidad es que la puesta en marcha de los arreglos parisinos no necesariamente refleja una verdad que aún tiene en tensión a la humanidad: los países comprometidos todavía no concretaron su funcionamiento.

Dentro de la avalancha de noticias que emanan cada día de Marrakech, llama la atención en especial el tema de las temperaturas en la Tierra.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) subrayó que los últimos cinco años fueron los más cálidos desde que comenzaron los registros climáticos, con temperaturas extremas que afectan sobre todo a los países en desarrollo.

Expertos apuntaron que entre 2011 y 2015 se registró un período de extremos, y en particular el año 2015 fue el más caluroso de los últimos tiempos.

Durante los debates de la COP22 del 7 al 18 de noviembre, se espera el diseño de las reglas de juego de cómo se implementarán los acuerdos que buscan reducir la temperatura por debajo de dos grados centígrados a finales de este siglo respecto a 1890.

-AMERICA LATINA

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recalcó en un análisis que América Latina deberá centrarse en proteger sus bosques dentro de su estrategia de adaptación y mitigación frente al cambio climático.

De cara a los fenómenos en el ambiente, la FAO opinó que en esta nueva fase tras la entrada en vigor del Acuerdo de París, la región requerirá de iniciativas profundas y de largo alcance.

Chile será uno de los países latinoamericanos con activa participación al más alto nivel en la Cumbre del COP22 de Marrakech,

Con un borde costero de seis mil 435 kilómetros de longitud, a Chile le preocupa bastante la protección de los mares, por lo cual el canciller Heraldo Muñoz presentará en Marrakech los proyectos adoptados por las Conferencias Nuestro Océano.

Precisamente Muñoz asistió a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, que aprobó por unanimidad el Acuerdo de París para el cuidado del medioambiente.

El arreglo, adoptado en la COP21 de París en diciembre de 2015, pasó su primer trámite constitucional y ahora debe ser votado por la Sala de la Cámara de Diputados y luego en el Senado.

Chile está comprometido con los pilares de París, es decir, no contribuir al aumento de las temperaturas; incrementar la resiliencia y la capacidad adaptativa; y lograr que los flujos financieros sean compatibles con un crecimiento global bajo en carbono.

Sin embargo, a nivel global en América Latina y el Caribe, son impostergables las iniciativas frente al cambio climático y poner en marcha sus planes para combatirlo, opinaron especialistas de la FAO.

Reducir la deforestación y enfrentar los retos de los bosques tropicales de la región -afectados por los cambios en la disponibilidad de agua y la fertilización con dióxido de carbono que por los cambios de temperatura-, son grandes retos.

Los casos más complejos aparecen en la Amazonía con el riesgo de incendios, la pérdida de masa forestal, en tanto en América Central el 40 por ciento de las especies de manglares está en peligro de extinción.